Imagen de una de las concentraciones protagonizadas por el personal de enfermería de Urgencias Pediátricas. / C7

Las enfermeras de Urgencias del Materno denuncian la escasa cobertura de las vacantes por vacaciones

Denuncian que solo se prevé cubrir el 40% de las bajas en verano

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

El hospital Materno Infantil de Gran Canaria prevé contratar a cuatro enfermeras y tres técnicos auxiliares para cubrir las vacaciones del personal de enfermería en el servicio de Urgencias Pediátricas. El refuerzo previsto para el periodo vacacional «representa el 41% de las sustituciones habituales en el servicio de Urgencias de Pediatría», explica la enfermera Mercedes Pazo.

El escaso personal previsto para el verano va a influir en la calidad asistencial y en la seguridad del servicio por lo que el Servicio de Urgencias Pediátricas reclama al Servicio Canario de Salud y a la gerencia del centro que reconsideren la decisión de recortar las sustituciones.

Además, desde el 28 de mayo, el personal de enfermería del área de Urgencias Pediátricas viene concentrándose en la puerta del servicio todos los viernes a las 11.00 de la mañana para protestar por una decisión que, en su criterio, « afectará a los pacientes y a sus familias, quienes merecen una atención segura y eficaz», explica Pazo.

« No pedimos un aumento de sueldo, ni días libres. El personal Urgencias de Pediatría solo estamos reclamando que no se recorten las coberturas de personal durante las vacaciones y que se realicen como hasta ahora, cubriendo entre el 80 y el 90% de las vacantes», señala la portavoz de las enfermeras del servicio.

La previsión del personal de refuerzo realizada por la gerencia del hospital bastaría para cubrir los servicios básicos a costa de que el personal diurno pasara a un turno rotatorio. Esto supondría, según Pazo, que «gente que lleva diez años haciendo turno diurno, a consecuencia de los recortes en periodos vacacionales, se vería haciendo de nuevo noches».

«Este recorte puede producir demoras y la sobrecarga del personal con mayor experiencia. Queremos que la excelencia de nuestro trabajo no se vea afectada», recalcó la enfermera.