El padre Vidales, símbolo del cambio

27/09/2017

Con cinco años en el clero, «joven e inexperto», como él mismo se describe, aterrizó Antonio Vidales en Gran Canaria con la misión de dirigir el colegio Claret. Él y su equipo consiguieron financiación para construir el centro de Tamaraceite y se convirtió pronto en uno de los primeros colegios mixtos de la isla. Este viernes le tributan un homenaje.

El Claret de Tamaraceite se inauguró en 1974. A los pocos meses, el padre Antonio Vidales de Abajo, su director, se vio obligado a marchar a Sevilla para asumir la coordinación de los misioneros claretianos del sur de España. «Yo no he gozado de este colegio», admitió, con el pesar de haber liderado todo el trabajo para que el edificio, que diseñó el padre Coello de Portugal, se convirtiese en una realidad. «Cuando llegué había 2.000 alumnos y al marcharme tenía casi 3.000», rememora el leonés, que vive y trabaja en Bolivia desde hace más de 30 años.

A pesar de su juventud y falta de experiencia, Vidales se apoyó en muchas personas «que colaboraron y me enseñaron a dirigir un colegio». Vio la necesidad de un nuevo edificio porque las instalaciones eran demasiado «estrechas y antiguas», dice, y «eso creaba tensiones», recuerda el clérigo, que soñaba entonces con un colegio funcional, amplio y cómodo donde los alumnos se sintieran como en casa.

El homenaje que la comunidad educativa le dedica mañana lo considera «inmerecido». «En ese acontecimiento que podemos llamar Colegio Claret operaron muchos agentes: los padres de alumnos, los profesores, los empleados, los administrativos, todas las personas que han trabajado antes y después de nosotros», defiende. «Todas estas personas que han hecho de este un colegio modelo, a ellos es el homenaje, usando un lenguaje clerical diría que es un homenaje a la misión compartida», resumió el agasajado, que se mostró agradecido por los honores y acepta ser el «símbolo» pero recuerda que «lo más importante es lo simbolizado».

Vidales subió el sueldo a los maestros, convirtió el colegio en un centro de enseñanza mixto y vio nacer al que hoy es el equipo de baloncesto más importante de la isla. «Si la vida es mixta, la sociedad es mixta y la familia es mixta, también la educación debe serlo», reflexionó pionero, para sorpresa de sus superiores. Sobre la crisis de fe actual ha escrito mucho y dice que «no es personal y que tiene poco de cristiana». «El que no tiene dudas y no se hace preguntas tiene una fe infantil. También se crece en la fe», cita.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con que investiguen todos los casos de bebés robados denunciados en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados