Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 25 de febrero
Imagen de archivo de una clase de un instituto.
STEC-IC corrobora los problemas de salud mental entre alumnos y profesores en Canarias

STEC-IC corrobora los problemas de salud mental entre alumnos y profesores en Canarias

El suicidio es la principal causa de muerte no natural en los jóvenes de entre 15 y 29 años

Efe

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 23 de enero 2024, 13:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El sindicato STEC-IC ha corroborado este martes los problemas de salud mental en la comunidad educativa de Canarias, denunciados recientemente por la directora de un colegio de Tenerife al Diputado del Común.

El consejero de Educación del Gobierno de Canarias, Poli Suárez, salió al paso de esas declaraciones de la directora del CEO Bethencourt y Molina, que tachó de «irresponsables», y negó que haya una «emergencia social».

En un comunicado, STEC-IC considera «un error negar esta problemática que afecta a un importante número de alumnos y alumnas, ya que ignorarlos solo contribuye a aumentarlos y prolongarlos en el tiempo».

Señala que los problemas de salud mental «son de sobra conocidos, se pueden demostrar empíricamente y forman parte, desgraciadamente, de la vida de muchos jóvenes, que se manifiestan de forma explícita en síntomas como la depresión, la drogadicción, la anorexia, la bulimia, la violencia, o el acoso escolar o 'bullying'».

El sindicato recalca que el suicido es la principal causa de muerte no natural en los jóvenes de entre 15 y 29 años y que, tras la pandemia de la covid-19, ha aumentado tanto el porcentaje de suicidios como de autolesiones.

Esos problemas de salud mental, prosigue STEC-IC, más los derivados de la pobreza y la exclusión (en Canarias el 35% de la población) hacen que «muchos alumnos y alumnas sufran diariamente para cumplir adecuadamente sus labores escolares».

Y añade que dispone de «informes e indicadores suficientes que acreditan la falta de un rendimiento escolar adecuado por estos problemas».

Síntomas entre el profesorado

STEC-IC recalca que entre el profesorado existe «un alto índice de síntomas», tanto físicos como afecciones del sistema locomotor (dolores musculares y articulares), como otras alteraciones psicosomáticas como problemas gastrointestinales, cardiovasculares, afecciones de la piel, dolores de cabeza, mareos, alteraciones del apetito sexual y mayor riesgo de obesidad entre otros.

A estos se añaden síntomas emocionales como cambios de estado de ánimo, falta de energía y menor rendimiento, agotamiento mental y desmotivación, enumera el sindicato.

Los cuales relaciona con la atención al público, un elevado nivel de responsabilidad, jornadas laborales «demasiado largas», trabajos «muy monótonos», falta de democracia y participación en la gestión de los centros, aumento de ratios de alumnado, alta carga burocrática, «recortes» de inversión en materia educativa, «problemas de disciplina» y cambios normativos.

STEC-IC indica que la propia carga de trabajo del profesorado al tener que educar a jóvenes con problemas de toda índole, así como el exceso de «burocracia inútil», la «crítica permanente» responsabilizándoles del fracaso escolar, las exigencias de la sociedad y las presiones de las familias y la mayor vulnerabilidad al verse expuestos en las redes sociales, así como la falta de consideración social de sus trabajos y la desmotivación del alumnado han contribuido a que el 'síndrome del profesor quemado' haya aumentado exponencialmente.

Todo ello sin que la Consejería de Educación, lamenta el sindicato, haya arbitrado medidas para su prevención, mitigación o curación, con mejoras en sus condiciones laborales, promoviendo «un reconocimiento social que no llega nunca», haciendo que los profesores «se sientan atendidos» y «arropándolos frente a la crítica de diferentes estamentos sociales».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios