Lluís Serra. / JUAN CARLOS ALONSO

Rebajar a 13 los departamentos de la ULPGC: una «disminución excesivamente brusca»

Serra cree que la reorganización que propone el Consejo Social aumentaría el trabajo del profesorado, pero la universidad la «analizará con detalle»

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO lAS PALMAS DE gRAN cANARIA

El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Lluís Serra, y el presidente del Consejo Social de la institución, Ángel Tristán, se reunieron ayer para hablar sobre l a propuesta del Consejo de reducir de 36 a 13 el número de departamentos universitarios para ahorrar 500.000 euros al año. «De entrada es una disminución excesivamente brusca y pronunciada que no solucionaría el problema», dijo Serra antes de la cita.

La idea que lanzó el Consejo Social es un proyecto que ya trasladó a la universidad bajo el mandato de los dos rectores anteriores, José Regidor y Rafael Robaina, y a la que ambos se resistieron. Serra explicó que tuvieron notificación de la propuesta el mismo día de la reunión del Consejo Social, la pasada semana, y que no la ha estudiado «con detenimiento». Y recordó que la Universidad de La Laguna ((ULL) pasó de más de 60 a «unos 40», lo que la sitúa al mismo nivel que la ULPGC. En cualquier caso, añadió Serra, «es un decisión que corresponde equipo de gobierno tras escuchar a la comunidad universitaria».

Serra recordó que él mismo fue director de departamento durante 14 años y sabe lo que es «el trabajo que representa. Sé que en determinados periodos del año el trabajo es muy importante». Con todo, continuó, «habrá que plantear esta misma propuesta e invitar al Consejo Social a que exponga su proyecto a la comunidad universitaria y si hubiera alguna respuesta favorable» se tendría en cuenta. «Es posible que algunos departamentos acojan la medida y se podría plantear, pero de entrada me parece una disminución excesivamente brusca y pronunciada que no solucionaría el problema. El trabajo lo siguen teniendo los departamentos. Tendrían más trabajo con los mismos profesores y las mismas asignaturas con la dificultad de poner de acuerdo para la gobernanza a más personas», abundó. Serra explicó que en las universidades existen facultades, que «responden a la gestión de los títulos» y los departamentos «que gestionan la planificación docente, coordinan la enseñanzas de distintos conocimientos y también pueden realizar apoyo a las actividades investigadoras y de doctorado cuando no existen institutos de investigación».

La ULPGC «ha apostado por institutos de investigación y buena parte se desarrolla allí. La mayoría de la productividad y financiación a través de los institutos que es la fórmula desarrollada en otras universidades». En este sentido, Serra reconoció que hay departamentos a los que se les ha «vaciado» de esa gestión de investigación, pero «en la universidad es difícil crear cosas nuevas y cambiar las existentes», añadió.

Tras la reunión Serra insistió en que el Consejo plantea la propuesta para reducir los costes, y que por parte de la universidad queda «analizar en detalle» lo que podría suponer la reducción de departamentos y si sería viable.