Secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos

Paulo Speller: «Nuestro reto es conseguir una educación de calidad»

27/07/2017

El secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos, Paulo Speller, se ha comprometido en su visita institucional a establecer fórmulas de colaboración con las instituciones canarias para seguir trazando puentes entre Europa, América y África, sobre todo en materia de investigación y educación.

La posición estratégica de Canarias ha favorecido el intercambio de culturas a lo largo de la historia y, en un mundo cada vez más global, se erige una vez más como puente entre tres continentes: Europa, América y África.

El secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Paulo Speller, se ha comprometido a aprovechar esta ventaja geográfica para implementar acuerdos de colaboración con el Gobierno, las universidades canarias y otras instituciones y organizaciones como Radio Ecca o Casa África.

Tras su visita institucional a las islas, Speller ya ha podido concretar dos iniciativas a corto plazo. La primera, un evento impulsado por la Universidad de La Laguna (ULL) en octubre, Campus América, donde se mostrarán durante dos semanas las experiencias de colaboración que mantiene la ULL con otras universidades iberoamericanas.

La segunda, a propuesta de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC): «Hay mucho interés en crear un programa de movilidad y acreditación que se articule en torno a los tres continentes, por lo que también estaremos trabajando en ello», explicó Speller

Formación global

Con respecto al intercambio de estudiantes, también pretende ampliar a los países africanos el programa Paulo Freire, de apenas un año de vida y que involucra a los alumnos de magisterio: «La mayor parte de los programas de movilidad incluyen carreras como Ingeniería o Medicina, pero difícilmente encuentras para estudiantes de profesorado, y son quienes tienen uno de los mayores retos porque son formadores. Precisamente por eso necesitan de una experiencia más internacionalizada que no siempre se consigue con las nuevas tecnologías», afirmó.

«No se puede pensar en la universidad como un todo, hay que separar las áreas de conocimiento»

Para la OEI, la experiencia internacional es fundamental en un mundo «cada vez más integrado». En este sentido, Speller considera que con la ampliación del proyecto a los países africanos, América Latina y la Península Ibérica «se beneficiarían enormemente», ya que lo que unos pueden considerar una barrera (el idioma), él lo califica como un valor añadido: «Enfrentarse a otras lenguas como el francés o el portugués, y otras costumbres es un desafío que lleva a los chicos a vivir nuevas experiencias».

Atendiendo a nuestro país, y concretamente a Canarias, el secretario general confiesa que a pesar de lo que se pueda pensar, las universidades españolas ocupan lugares destacados a nivel mundial, pero es «un error» considerarlas como un todo. En su lugar, explica, es necesario separar las áreas de conocimiento. En las islas, por ejemplo, señala como puntos fuertes la investigación relacionada con los recursos marinos, «por razones evidentes», o las oportunidades derivadas del gran desarrollo del turismo.

En este sentido, tenemos planeado participar en una iniciativa en la que Casa África y la Organización Mundial del Turismo pretende instaurar una escuela de formación en un país africano. «En general estamos identificando áreas muy concretas donde podemos colaborar de cara al próximo año», concluyó Speller. Su mayor reto, la calidad de la educación: «Una cosa son los números, que todas las personas vayan a la escuela y estén alfabetizadas, pero ¿en qué condiciones?».