Imagen de archivo de las últimas elecciones al Rectorado de la ULPGC, en 2016. / C7

La pandemia amenaza la participación en las elecciones al Rectorado de la ULPGC

Los dos candidatos hacen un llamamiento a votar mañana, pero ambos temen que la semipresencialidad aleje al alumnado de las urnas

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La escasa presencia de alumnado en los campus de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) es la tónica desde que convivimos con el coronavirus. Pero a un día de que se celebren las elecciones al Rectorado, mañana jueves, esta ausencia puede alejar aún más al estudiantado de las urnas. Los dos candidatos a rector, Rafael Robaina y Lluís Serra, han intensificado en los últimos días su actividad electoral haciendo un llamamiento al voto, y ambos temen una baja participación del alumnado.

«Sería una lástima para la democracia», afirmó ayer Serra. «El equipo rectoral -en referencia a Robaina, que es rector en funciones- no ha hecho ningún esfuerzo para mejorar la participación porque cree, abundó el catedrático de Salud Pública, «que le ayuda y le favorece una poca participación». Por el contrario, continuó Serra, «Yo creo que esta universidad necesita más democracia y más participación».

Robaina, catedrático de Fisiología Vegetal, recordó que en estas elecciones las 16 mesas electorales estarán una hora más abiertas (de 10.00 a 18.00 horas) para que toda la comunidad universitaria pueda votar, lo que garantizará también, señaló, «que no se van a producir aglomeraciones» porque el estudiantado no está al 100% en las aulas. Por eso, pese a la situación sanitaria por la pandemia, Robaina animó a acudir mañana a las urnas. «Nosotros hacemos un llamamiento al voto de toda la comunidad universitaria», afirmó. De hecho, Robaina recordó que hace unos meses la votación en el Claustro universitario se convocó presencialmente y hubo una alta participación.

En 2016 se tuvo que organizar una doble vuelta y el censo de votantes entre el estudiantado bajó del 24,14% al 22,27%

Para Serra, este jueves es el momento en que ese estudiantado que se ha estado quejando «o protestando en el Obelisco, en Lanzarote o en Jurídicas por falta de profesorado» exprese ese enfado con su voto. «Ahora es el momento», dijo.

Tradicionalmente la participación en las elecciones al Rectorado en la ULPGC es muy dispar entre los distintos estamentos en los que se divide la comunidad universitaria.

Menos del 25%

En las últimas elecciones, en el año 2016, se tuvieron que organizar dos vueltas. En la primera del censo del profesorado con vinculación permanente votó el 82,34%, del resto de docentes un 55,19%, del personal de administración y servicios (PAS) un 72% y del estudiantado solo votó una cuarta parte, un 24,14%. En la segunda vuelta de esas elecciones aumentó la participación entre el profesorado con vinculación permanente hasta el 89,64%, y bajó en el resto de los estamentos siendo especialmente significativo entre el PAS, que cayo 16,3 puntos y el resto del profesorado, que bajó ocho puntos. Entre el estudiantado la participación cayó al 22,27%. Las elecciones de 2016 han sido una de las más participativas por parte del alumnado, dado que en anteriores comicios no llegó al 15%.

A juicio de Serra, esta desafección entre el alumnado por las elecciones al Rectorado se relaciona con la falta de carisma. El Rectorado «les queda lejos, pero creo que depende de cómo sea el rector. Hay rectores que atraen, que son carismáticos, que son capaces de aglutinar la participación y hay otros que, ni se les conoce, que el 90% del estudiantado no sabe ni quién es ni nunca han visto al gerente y es evidente que depende del interés que se ponga (para que le conozcan)».

Robaina insiste en que participar es fundamental, y abunda en la necesidad de acudir mañana a depositar el voto.