Imagen tomada el miércoles, en la primera sesión de la EBAU de este curso en Canarias en la ULPGC. / JUAN CARLOS ALONSO

Sin mujeres en la EBAU: En diez años de exámenes de Literatura 11 textos de autoras por 56 de hombres

El profesorado confía en la nueva ley educativa, la Lomloe, para cambiar los contenidos de la selectividad, que acabó hace diez días en Canarias

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

En la última década la prueba de acceso a la universidad ha cambiado de nombre. Así, de la Ley Orgánica de Educación (LOE), vigente hasta 2016, se llamaba PAU. Tras la entrada en vigor de la ley para la mejora educativa (LOMCE) se la llamó EBAU. Lo que ha permanecido inmutable e ntre 2011 y 2021 es que los textos escritos por mujeres en los exámenes de Lengua Castellana y Literatura son una ridícula minoría, un 19,6%, lo cual ni siquiera llega a la mitad de lo que se considera paridad (40%). En términos absolutos, en la última década el alumnado ha elegido entre un total de 67 opciones, 56 eran textos de autores y solo 11 de mujeres. De hecho, en los exámenes de la selectividad de este año, que acabaron hace diez días en Canarias, la proporción es de siete a una pese a que, en los dos últimos años, por la pandemia, se amplió el número de opciones pudiendo elegir el estudiantado entre cuatro textos y no dos, como es tradicional. Pedro García Cabrera, García Márquez, Lorca y Pablo Simón fueron las opciones a elegir en la primera tanda de la EBAU el miércoles. El jueves, con el alumnado de humanidades, la elección fue entre Gabo, Lorca, Machado y Rosa Montero.

La Consejería de Educación mantiene en su web un repositorio de exámenes de la PAU y la EBAU. Analizando estos desde 2011 hasta el año actual suman un total de 22 pruebas de selectividad, contando las convocatorias ordinarias y extraordinarias. Los textos elegidos se seleccionan del currículo educativo preparado con anterioridad y cada año los equipos de coordinación de esta asignatura eligen entre la antología de autores de la materia del texto y el escritor. En esta última convocatoria, por ejemplo, en el género narrativo se eligió 'Crónica de una muerte anunciada', de Gabriel García Márquez, y en el poético textos de Antonio Machado, Josefina de la Torre y Pedro García Cabrera, cuatro escritores y una única autora, porque este año no se incluyó a Pino Ojeda por problemas organizativos.

LAS CLAVES

  • Una década De 2011 a 2021 ha habido 22 pruebas de EBAU con 67 textos literarios y periodísticos. 56 eran de hombres.

  • Dificultades Hay que elegir entre la antología de autores que marca Educación, pero desde Canarias se puede introducir parte del currículo.

  • Escritoras Este año solo entró una autora, Josefina de La Torre. En los textos periodísticos sí hay libertad.

  • Siete frente a una Es la proporción de autores y autoras en la última EBAU.

El que no está marcado por el currículum es el texto periodístico. Este puede elegirse entre todos los artículos de opinión publicados a lo largo del año. Pero a la vista de las cifras, tampoco se utiliza para compensar la escasa representación femenina. Almudena Grandes, Rosa Montero, Elvira Lindo y Pepa Bueno son las más recurridas en la última década como periodistas, frente a un listado más diverso entre los autores varones que prácticamente no repiten.

Una vez que la coordinación selecciona los textos, la Coebau, órgano en el que están representadas las dos universidades públicas canarias y la Consejería de Educación, elige por sorteo entre los modelos propuestos. Pero con tan poca representación femenina, que salga siempre al menos una autora sería un milagro.

En el caso de la asignatura de Filosofía la ausencia de las mujeres en el currículum escolar es total de tal forma que en la última década no se ha propuesto ni una sola filósofa entre los 40 textos que han salido en los exámenes.

Transversales

Llama la atención que sí estén citadas Simone de Beauvoir y Rosa de Luxemburgo, pero son autoras «transversales», es decir, la primera puede citarse en referencia a Nietzsche -cuando se escoja el texto del alemán- y la segunda si el texto elegido es de Marx, quien, por cierto, solo ha salido en dos ocasiones en estos años, en 2012 y en 2014.

Ahora con la tramitación de la nueva ley educativa, la Ley Orgánica de Modificación de la LOE, la LOMLOE, se espera poder cambiar el currículum de Bachillerato e incluir a más mujeres. Llegar a la paridad será otra batalla.

El trabajo de docentes de Canarias por la visibilización de las mujeres llega al Congreso

La Plataforma por una Filosofía Coeducativa lleva varios años intentando que en la asignatura de Filosofía se reconozca la aportación de as mujeres. Segundo es un curso «muy enfocado a la EBAU», de ahí que sea más complicado cambiar el currículo. Sin embargo, reconoce la profesora de filosofía Sandra Lagardera, también se encontraron con la oposición «de compañeros» en los institutos.

Juani Betancort, filósofa y una de las que estuvo en los comienzos de esta iniciativa, recuerda que hace tres años comenzaron a organizarse especialmente para que se tuviera en cuenta a las mujeres filósofas en la EBAU. «Era necesario cambiar esa prueba de manera estructural. No había contenidos que hicieran referencia de manera explícita a la presencia de mujeres en la filosofía».

El grupo preparó el material didáctico y legó hasta la Consejería de Educación, pero fue tumbado por «un error de forma», señala. «El malestar llegó hasta el punto de que Margarita Santana (otra de las fundadoras) y yo lo dejamos», reconoce Betancort.

Con todo, la plataforma siguió adelante y logro recabar el apoyo de varias asociaciones, entre ellas la Red Española de Filosofía, la Conferencia Nacional de Decanatos de Filosofía, la Asociación Española de Ética y Filosofía Política, la Society of Women in Philosophy o la Red Iberoamericana de Filosofía.

Precisamente la Comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso de los Diputados ha remitido a los grupos parlamentarios la demanda de que se visibilice la contribución de las mujeres en áreas como la Literatura, la Filosofía o la Historia del Arte gracias a la presión de este grupo de docentes de Canarias y a la iniciativa de otra profesora que recogió más de 100.000 firmas para introducir mujeres en estas asignaturas.

«Tenemos esperanza, pero con prudencia», dice Juani Betancort.