Borrar
Foto de archivo de Manuela Armas durante una entrevista.
Manuela Armas: «En Canarias el resultado de la estabilización docente es más doloroso»
Entrevista

Manuela Armas: «En Canarias el resultado de la estabilización docente es más doloroso»

La consejera canaria de Educación en la anterior legislatura defiende su gestión y dice que «hay fórmulas» para que los interinos de las islas sin plaza no pierdan su trabajo

Teresa Artiles

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 18 de mayo 2024, 21:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«La tranquilidad que tengo es que hice todo lo que puede hacer», sostiene la socialista Manuela Armas, consejera de Educación de Canarias en la anterior legislatura, en referencia a la gestión del procedimiento extraordinario de estabilización del profesorado interino.

La socialista reconoce que este proceso no ha logrado su propósito en las islas, que no era otro que quienes «llevan trabajando tanto tiempo sigan en esos puestos y como funcionarios». Ahora, sostiene, el objetivo es buscar soluciones y «hay fórmulas» para que este profesorado que no ha logrado plaza «siga trabajando».

– Más de la mitad de las plazas de profesorado ofertadas en Canarias en el concurso de méritos, 2.048, las han obtenido docentes que no dan clase en Canarias. ¿Cómo calificaría este resultado? 

–Lo lamento, porque creo que es justo que las personas que llevan trabajando tanto tiempo en una comunidad determinada sigan en esos puestos y ahora con la condición de funcionario. Para eso estaba el proceso de estabilización. Es verdad que no solo ha pasado en Canarias. Asturias ofertó 600 plazas y más de 300 son para profesorado de fuera. Al ser un concurso nacional, podía pasar esto.

– Pero Canarias ofertaba más plazas, por tener una alta tasa de temporalidad, y ha impactado más.

–Eso es lo que digo, en Canarias es mucho más llamativo, y más doloroso, porque efectivamente el número de plazas es bastante mayor. A pesar de que esto lo que consolida son plazas y no personas, no cabe duda que una cosa está vinculada a la otra. Cuando Europa hizo esa directiva para reducir la temporalidad, o cuando se traslada a España a través de la ley 20/2021 y después el decreto, el objetivo era que la gente que está se quede y en los mismos puestos o en la misma comunidad. Esa era la intención y no ha podido ser. Pero hay que decir que se ha cumplido absolutamente con la legalidad. Es decir, estaba la ley, estaba el decreto, que decía de qué dos maneras se podían hacer funcionario cualquier persona interina. Y era con el concurso de méritos y con la oposición que será ahora.

–¿Se arrepiente de no haber hecho más para que se introdujeran requisitos que favorecieran a los interinos canarios?

–La tranquilidad que tengo es que hice todo lo que pude hacer. Nosotros contactamos con el ministerio para modificar dos cosas principalmente del baremo. Una era que los puntos por oposición aprobada sin plaza solo contara en las comunidades donde se había aprobado, es decir, que si la aprobabas en Madrid no valieran esos puntos, por ejemplo, en Canarias; y otra cosa que se valorara la experiencia laboral como mínimo hasta catorce años, no los diez que estaban, porque eso haría que la gente con más tiempo trabajado tuviera más opciones.

Se habló con el Estado, a nivel de secretario de Estado, abogado de Estado, y todos decían que era imposible, que era un cuerpo nacional. Esta es la diferencia con la estabilización de Sanidad, o con función pública, donde Canarias sí pudo introducir mejoras. Y luego estaba la segunda parte, que los sindicatos me pedían que fuéramos los últimos en resolver el proceso, en 2024, y me tuve que salir de la coordinación nacional con el resto de comunidades. Para mí no fue agradable estar en una conferencia sectorial y ser la única comunidad que se salió de la coordinadora. Y eso evidentemente lo hice por demócrata, porque todo se hizo con diálogo y con consenso, está todo recogido en las actas de las mesas con los sindicatos. Yo no tenía ningún interés en que fuera así.

–¿Y eso ha perjudicado al profesorado interino canario?

–De lo que estoy segura es que no nos favoreció. No sé cuál hubiese sido el resultado si hubiéramos ido con todos en la misma fecha, pero me parece que era mejor. Yo creo que la gente que no se colocó en su comunidad se vino para Canarias, era lo que pensaba y creo que el tiempo me ha dado la razón. De todas formas, y eso lo he hablado con los sindicatos en la reunión de esta semana, lo más importante ahora es qué medidas se pueden tomar para que nuestros interinos sigan manteniendo su puesto de trabajo, independientemente de la sentencia que saldrá en junio del Tribunal Superior de Justicia Europeo, que sería fantástico que vaya en la misma línea que se hizo con los trabajadores laborales. Al margen de eso tenemos que seguir proponiendo medidas. Una de ellas es que, hasta que se baje la alta temporalidad, Canarias debería batallar para tener oposiciones que favorezcan un poco a la gente que lleva tanto tiempo trabajando o por el aumento de las plantillas.

– En estas oposiciones coincide usted y su partido con la propuesta ya anunciada por el actual consejero de Educación.

–Sí, lo que pasa es que yo no sé muy bien cómo piensa hacerlo él. Yo le pediría que diga cómo lo va a materializar, no solo decirlo, vender un titular y ya está. Nosotros tenemos la ventaja de tener un canal abierto con el ministerio, de manera que podemos insistir en plantearle de manera directa cómo está la situación en Canarias y cómo nos preocupa. Y después, por supuesto, las más de 800 plazas anuales de jubilaciones docentes tienen que ser ocupadas por los interinos. Y, como tercera medida, aumentar las plantillas con la bajada de ratio y con medidas de atención a la diversidad. Hay fórmulas para que nuestro profesorado interino siga trabajando, falta la voluntad del Gobierno. 

–Ha vuelto al ruedo político por esta polémica. ¿Dolida por las críticas de su gestión? El actual consejero le acusa de no haber hecho lo suficiente.

– No tengo problema en dar la cara, y más cuando no tengo nada de lo que arrepentirme. Salí en la rueda de prensa de mi partido y me reuní con los sindicatos docentes con los que hemos tenido un buen entendimiento. Y me pongo a disposición para, desde el grupo socialista, hacer todo para que este profesorado siga trabajando. Sí me ha parecido injusto que este colectivo afectado, o cualquiera que no sepa cómo ha sido todo, piense que la culpa la tiene el grupo socialista.  Y eso no es así. Todos nosotros, la mayoría de sindicatos y los grupos políticos, estaban de acuerdo en que esto se hiciera de esta manera. Dolida con el Partido Popular, que es al que representa el consejero, no. A él no se lo tengo en cuenta porque su oficio político es mentir con un cinismo insostenible. Otra cosa es la directora general de Personal. Era jefa de servicio y estuvo sentada en todas las mesas sindicales, elaboró informes, sabe cómo fue todo. Y mucha gente también lo sabe. 

– Parece que ahora lo importante es quién culpa a quién. ¿Sería posible que haya un pacto canario para luchar este asunto en Madrid?

–Lo más importante de todo es que la gente no pierda su puesto de trabajo. Si alguna vez el actual Gobierno canario hace un planteamiento coherente por supuesto que no veo ningún inconveniente, todo lo contrario. Pero tenemos pocas cosas en común. Me planteaban los sindicatos que para la bajada de ratio o para seguir aumentando la plantilla hacía falta dinero. Y en esto es muy importante las prioridades. Un ejemplo, anduvo muy rápido el consejero para conseguir 4 millones para las guarderías privadas, cuando dice él que no salían las plazas públicas del primer ciclo de Infantil. Yo creo que esa diligencia que tuvo para conseguir para las privadas ahora le toca correr para buscar para lo público.

–¿Qué impacto cree que puede tener para la escuela canaria que vengan 2.000 docentes que nunca han dado clase en las islas?

–Yo creo que la gente que viene tiene la formación para acceder. Es verdad que van a tener un periodo de adaptación, porque cada comunidad tiene sus características. Yo creo que este profesorado tendrá que ponerse las pilas con respecto al sistema educativo de Canarias, con una serie de características distintas de la comunidad donde vienen. Siempre han venido peninsulares para acá en todos los ámbitos. Creo que quienes vengan tendrán que poner de su parte y la consejería también para que esta gente también se vayan introduciendo en el sistema canario. 

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios