Los docentes empezarán a cobrar sexenios en enero

19/05/2017

La Consejería de Educación y los sindicatos docentes alcanzaron este jueves un acuerdo en la Mesa Sectorial para mejorar el salario del profesorado no universitario a través del reconocimiento de sexenios. Se empezarán a cobrar a partir del 1 de enero de 2018.

Las Palmas de Gran Canaria
ETIQUETAS:

La administración educativa canaria aceptó ayer el reconocimiento automático de los ya acumulados sin necesidad de acreditar formación alguna. A partir de entonces el profesorado tendrá derecho a cobrarlos si sobrepasa las 100 horas de formación.

La mejora de las retribuciones, que busca «equiparar a los docentes canarios con los del resto del Estado», según Educación, es una de las medidas estrella del llamado Plan de Reconocimiento Profesional y Social del Profesorado presentado en abril por la consejera del área, Soledad Monzón. El director general de Personal, David Pérez-Dionis, destacó ayer tras concluir la Mesa Sectorial que la mejora retributiva de los docentes es «una reivindicación histórica» del colectivo y una medida «positiva» para el conjunto del sistema educativo. Espera que el acuerdo adoptado este jueves se firme antes de final de curso.

De 2018 a 2022 se desarrollará un «periodo transitorio» donde se les pagará a los docentes un porcentaje de lo atribuido a cada sexenio. Pasados estos cinco años los profesores cobrarán el total de estos complementos salariales, que tienen diferentes importes. El primer sexenio supondrá para los docentes 55 euros mensuales; el segundo, 64; el tercero, 120; el cuarto, 180; y el quinto, 70 euros. Un docente que tenga cinco sexenios –30 años de trabajo– podrá acumular una subida salarial de 489 euros al mes.

Por tutoría.

Además, en 2018 también se empezará a cobrar el complemento salarial por tutoría –35 euros al mes– y se dejará para 2019 los de los equipos directivos y los asociados a participar y coordinar programas de convivencia escolar, de enseñanza bilingüe, de nuevas tecnologías o de prevención de riesgos laborales.