Educación

La «cultura del reto» cala en la ULPGC

12/07/2018

El rector, Rafael Robaina, pide a las empresas canarias «más implicación» en las propuestas formativas de la universidad que tratan de convertir el «conocimiento académico en economía».

La Universidad de las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) clausuró ayer la sexta temporada de Demola, un programa de innovación finlandés al que la institución grancanaria se incorporó en 2015 y que conecta al alumnado con el mundo empresarial a través de propuestas a las que dar solución. «La cultura del reto está calando en esta organización», señaló ayer la vicerrectora de Empresa, Emprendimiento y Empleo, Rosa Batista, satisfecha por que ésta haya sido la sexta convocatoria.

Cuatro equipos de estudiantes han respondido a los problemas planteados por otras tantas empresas. En concreto, Canaragua, Cruz Roja, Inventia Plus y Domingo Alonso Group.

Ayer, en el Aula de Piedra concluyó el periplo de estos jóvenes explicando ante los respectivos patrocinios qué solución planteaban al problema propuesto. Con ello culminaban cuatro meses de trabajo en los que han trabajado alumnos de distintas disciplinas en lo que se denomina la «co-creación».

«Es necesario adoptar este tipo de problemas para poder tener universidades emprendedoras», añadió Rosa Batista.

Para el rector de la ULPGC, Rafael Robaina, la universidad necesita de este tipo de proyectos porque conecta al alumnado con el mundo empresarial. «Pero necesitamos más empresas que nos marquen retos», añadió.

A juicio de Robaina, es imprescindible apoyar este «ejercicio formativo» porque es una forma de que «el conocimiento académico se transforme en economía».

De hecho, señaló el rector, la ULPGC, a partir de este año, quiere poner en práctica una «estrategia probada y exitosa» en otras instituciones. La «estrategia» es precisamente «generar economía» y Robaina habló de dos áreas fundamentales para Canarias, el sector turístico y el marítimo, y «elevar el reto» que proponen las empresas «a los grupos de investigación».

En esta sexta edición de Demola Canarias, el equipo Canaragua presentó la solución Lodosol. La cuestión planteada era cómo disminuir los desechos en el tratamiento de agua. La idea de este grupo es separar los lodos generados del agua a través de un secado térmico solar, lo que además permitirá reutilizar ambos componentes.

El representante de Canaragua valoró la respuesta al reto planteado y señaló que Demola es «una magnífica iniciativa para detectar talento», al tiempo que coincidió con Robaina y en un ejercicio de «autocrítica» lamentó que no se implicaran más empresas.

Sello. El grupo que respondía a Cruz Roja inventó una página web que mejora la captación de recursos que muchas ONG realizan con captadores en las calles. Además propuso la creación de un sello que abundaría en el prestigio de quienes se adhirieran al proyecto. El equipo de Inventia Plus desarrolló un DNI 3.0 y el de Domingo Alonso planteó un plan para obtener «clientes cinco estrellas».

11 propuestas entre ambas universidades

El consejero canario de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, resaltó ayer que la iniciativa Demola se implantó en Canarias en 2015. Desde entonces han participado 350 estudiantes y 56 empresas que les han planteado un total de 70 retos. Este año son 11 problemas, cuatro de ellos solventados en la ULPGC.

  • 1

    ¿Cree que la promoción de una liga de videojuegos en los institutos canarios puede considerarse un recurso educativo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados