Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de julio
El consejero de Educación, Poli Suárez, durante la rueda de prensa de este sábado. Cober

Educación ubica en la escuela privada las 1.196 nuevas plazas de 0 a 3 años

Ante el retraso de las obras en los centros la Consejería opta por la concertación con una partida de 4 millones de euros. Los 65 nuevos docentes contratados para Educación Infantil se mantendrán de apoyo en los colegios

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 9 de septiembre 2023, 12:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El consejero de Educación, Poli Suárez, ha optado por la escuela privada para garantizar que las 1.196 plazas de 0 a 3 años inicien el curso escolar en los próximos días. Así o explicó este sábado en una rueda de prensa en la que señaló que desde que se hizo cargo de la Consejería le alertaron de que había «un problema» con las aulas de 0 a 3 años porque buena parte de las obras no estaban licitadas.

Esta circunstancia, junto al retraso de las que sí están en marcha, ha generado malestar entre las familias que veían que sus hijos e hijas estaban matriculados pero no tendrían plaza. De hecho, casi la mitad de las nuevas plazas estarán en marcha entre septiembre y enero, pero el resto no lo hará hasta el próximo curso.

«Hemos alcanzado un acuerdo con las escuelas infantiles privadas, a las cuales quiero agradecer que hayan arrimado el hombro desde el minuto uno, las facilidades que nos han dado para que estos niños y niñas puedan iniciar estos días su educación. Y también a las escuelas municipales. Ambas han facilitado que hoy estamos hablando de esa solución a las familias», dijo Suárez.

A medida que las obras en los 65 nuevos centros que acogerán este curso edicación infantil de 0 a 3 años se terminen ese alumnado podrá incorporarse a la escuela pública. El resto, sin embargo, acabará el curso en la privada, señaló el consejero.

Para esta «solución» Educación estima que se necesitará una partida de unos 4 millones de euros. Además, dijo Suárez, los 65 docentes que ya estaban contratados para estas nuevas aulas se mantendrán en los colegios como apoyo.

La familias, señaló el consejero, podrán, además, elegir el centro al que van sus hijos e hijas, al tiempo que los docentes podrían cambiar de colegio si les conviene más.

Solución «temporal y extraordinaria»

Suárez critico duramente al anterior Gobierno, presidido por Ángel Victor Torres, y señaló que ellos sí estaban haciendo sus «deberes» y los deberes que no hizo el Pacto de las Flores. «¿Cómo ofertar algo que no existe, como ofertar 1.196 plazas sin existir?» se preguntó. Lo cierto, añadió, es que el alumnado ya estaba matriculado, por lo que la Consejería «no podía dejarlos tirados», y eso, añadio, «es lo que estamos haciendo» con una solución «temporal y extraordinaria», remató.

Cabe recordar que el pasado curso de abrieron las primeras 597 plazas de Educación Infantil en 34 colegios públicos y, aunque no todos comenzaron las clases desde septiembre debido a las obras de acondicionamiento de estas aulas, todo el alumnado se incorporó en los siguientes meses según fueron acabando los trabajos de adaptación. Este retraso, además, se contempla en la orden que crea las plazas.

Suárez insiste en achacar a la «falta de planificación y de gestión» del anterior Gobierno el problema

El consejero de Educación, Poli Suárez, abundó ayer en que el problema de que las nuevas aulas para acoger a 1.196 niños y niñas de 0 a 3 años en los centros públicos canario este curso es del anterior Ejecutivo, presidido por Ángel Víctor Torres. «El motivo es conocido, la falta de planificación y gestión para que estas aulas se pusieran en marcha a partir 11 de septiembre. Lo cierto es que el anterior Gobierno no hizo los deberes. Nosotros no solo hemos hecho nuestros deberes sino los que el gobierno de Ángel Víctor Torres no hizo presentando la mejor solución para que estos 1.196 niños y niñas no se queden en su casa», señaló Suárez.

El consejero se refería a la concertación con las escuelas infantiles privadas, así como el acuerdo con las municipales que aún tengan plazas libres.

«Cuando llegamos [a la Consejería] el personal de esta casa nos alerta de la situación. La analizamos y desde el minuto uno hemos comunicado a la población que este curso escolar 23-24 no iba a iniciarse para muchos niños y niñas de Canarias», dijo el consejero apelando a que desde el comienzo no ha ocultado el problema. «Tenemos un problema . No lo hemos ocultado. No nos hemos escondido. Nada más aterrizar el 17 de julio los técnicos de esta casa nos alertan de la situación de las aulas infantiles de 2-3 años», abundó.

«Podíamos quedarnos de brazos cruzaos y decir que el muerto es de otros, o actuamos. ¿Qué hacemos? ¿Nos callamos y escondemos o damos la cara?. Y es lo que hemos hecho durante este mes y medio. Nos hubiese gustado no haber tenido este problema, pero es real. Una herencia que no es moco de pavo. Estamos actuando. Es la mejor decisión que hemos podido tomar a lo largo de este mes y medio. 1.196 niños y niñas van a poder iniciar el curso a lo largo próximos días y semanas y no quedarse en su casa como hubiese pasado si no hubiésemos tomado esta decisión», zanjó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios