Escolares en clase. / EFE

La vuelta a las aulas en Canarias en diez claves: nueva ley en cursos impares y más educación emocional

Las clases se inician el viernes en las islas sin restricciones covid, con la apertura de 34 colegios públicos al alumnado de dos años y sin currículos definitivos. La Lomloe llega para cambiar la forma de enseñar y aprender

TERESA ARTILES Las Palmas de Gran Canaria

El alumnado canario inicia este viernes el curso del regreso a la normalidad tras dos sujetos a fuertes restricciones covid. El día 9 se abren las aulas de Infantil y Primaria y el lunes 12 las de la ESO, Bachillerato y FP. Sin burbujas ni distancias, el reto está en implantar la nueva ley educativa, la Lomloe, que empieza a aplicarse en los cursos impares de la enseñanza no universitaria, y conlleva, entre otros cambios, nuevas asignaturas.

El profesorado canario afronta este reto académico y pedagógico que pretende cambiar la forma de enseñar y aprender sin los currículos aprobados y programa en base a los borradores publicados en la web de la Consejería de Educación.

La apertura de aulas de dos años en 34 colegios públicos y el acuerdo por el que se estabilizan 1.600 plazas docentes más marcan también este inicio de curso en las islas, que a las familias les ha resultado aún más duro que otros años por el alza de los precios.

Estas son diez claves del nuevo curso en Canarias:

1. Sin restricciones covid

Vuelve la normalidad. La Comisión de Salud Pública aprobó el viernes la eliminación de la última restricción covid que seguía vigente en los centros educativos de todo el país, relativa a los comedores escolares, donde se mantenían los grupos burbuja sin interactuar entre ellos (la Consejería de Educación debe todavía publicar la actualización del protocolo con este cambio).

Así, este curso no hay medidas covid salvo la mascarilla en el transporte escolar. Lo demás se reduce a medidas de prevención ante el virus, como la ventilación de los espacios cerrados o aprovechar al máximo el uso de los que están al aire libre.

2. Sin profesorado covid, pero con 1.600 plazas más

La eliminación de las restricciones por el virus implica la desaparición de la contratación del profesorado temporal de refuerzo covid por el desdoble de grupos. La bajada obligada de ratios en los dos cursos anteriores se tradujo en una mejora de los resultados académicos. Canarias afronta este curso con 1.600 plazas docentes consolidadas más -2.700 respecto al curso 2019-20- tras el acuerdo entre la Consejería de Educación y los sindicatos de Canarias, que irán destinadas a una mejora de la atención a la diversidad y apoyo a los centros situados en las zonas más desfavorecidas a nivel socioeconómico. También a la reducción del horario lectivo del cuerpo de maestros y maestras de 25 a 23 horas semanales. Las ratios generales (respecto a la era precovid) bajan de 35 a 30 en bachillerato y a 27 en primero y segundo de la ESO, y en tercero y cuarto hay cursos de diversificación curricular que ya conllevan una bajada. Además, se eliminan los grupos mezcla de 5º y 6º de primaria.

3. La nueva ley se implanta en los cursos impares

La Lomloe, conocida como ley Celaá, se implanta en los cursos impares de la enseñanza no universitaria. Esta ley, que supone un cambio de filosofía en la forma de enseñar y aprender, más competencial y haciendo hincapié en que el alumnado sepa cómo aplicar los conocimientos que adquiere, conlleva cambios en la estructura de las enseñanzas -se recuperan los ciclos de dos años- y nuevas asignaturas. El curso pasado ya se aplicaron las nuevas normas de evaluación que buscan bajar el número de estudiantes que repiten.

4. Sin currículos aprobados

La nueva ley obliga a la publicación de los nuevos currículos que se aplican en todas las asignaturas de las etapas educativas. Canarias es una de las siete comunidades autónomas que inician el curso solo con borradores, sin los decretos del nuevo diseño curricular aprobados. Este lunes el Gobierno envió al Consejo Consultivo el proyecto del de Educación Infantil, ya en su fase final para ser aprobado, pero faltan los de Primaria, ESO y Bachillerato. El profesorado tendrá que programar lo que va a enseñar y cómo lo va a hacer en base a estos borradores -los de ESO y Bachillerato se publicaron en verano-, aunque desde la Consejería de Educación afirman que no variarán respecto a los documentos definitivos. El Ministerio de Educación establece el 60% de los contenidos y las comunidades autónomas sin lengua cooficial el 40% (el 50% las que sí la tienen).

5. De valores cívicos a la educación emocional

Una de las nuevas asignaturas obligatorias es la de Educación en Valores Cívicos y Éticos, que se tiene que estudiar en uno de los dos últimos cursos de Primaria y en alguno de los de la secundaria obligatoria. En Canarias en los colegios se impartirá una sesión semanal en quinto y sexto y en la ESO una en primero. En las islas también se extiende en Primaria a todos los cursos la impartición de Educación Emocional y para la Creatividad (Emocrea), una materia en la que Canarias fue pionera. Tendrá dos sesiones semanales de 1º a 4º y una en 5º y 6º. Finalmente en la ESO se mantiene la asignatura de Historia y Geografía de Canarias, con una hora semanal en tercero. Además, los contenidos canarios son uno de los ejes del diseño de los nuevos currículos en las islas, de manera que se abordan de forman transversal en todas las etapas y materias.

6. LLega el nuevo Bachillerato General

Una de las novedades de la nueva Lomloe en el Bachillerato es la llegada de dos nuevas modalidades. El artístico se divide en dos (el de Música y Artes Escénicas y el de Artes Plásticas, Imagen y Diseño) y se implanta en primero el nuevo Bachillerato General, con un enfoque más global. En Canarias lo ofertan este curso 41 institutos.

7. Más FP dual

También se aplica en las aulas la nueva ley de Formación Profesional, que pretende convertirla «en un sistema único que sea la puerta a un empleo de calidad para los jóvenes, responder con flexibilidad a las aspiraciones de cualificación profesional de las personas a lo largo de su vida y a las demandas de los sectores productivos», según el Ministerio. Estas enseñanzas tienen en Canarias más de 40.000 estudiantes. El número de grupos de FP dual -que combina la formación en las aulas y en las empresas- aumenta en el archipiélago a 202, por 122 del año pasado.

8. Aulas de dos años en 34 colegios

Es, sin duda, una de las grandes novedades del curso en Canarias. Por primera vez, habrá colegios públicos que impartan el primer ciclo de Educación Infantil, en el que Canarias está a la cola de escolarización y que se imparte de forma mayoritaria en las escuelas infantiles, con una oferta desigual y en su mayoría privada. 34 colegios abren un aula para alumnado de dos años -en tres serán grupos mixtos con niños y niñas también de uno- con una oferta global de 597 plazas.

9. Una vuelta al cole más cara para las familias

La galopante inflación ha encarecido todos los productos clásicos de la vuelta al cole, desde los libros de texto a los uniformes y ropa en general, por lo que las familias han subido una cuesta de septiembre más empinada que la de otros años. Las AMPA canarias han lanzado además una campaña contra las peticiones de material de los centros para que las familias «asuman gastos que no les corresponde, como papel higiénico». Es lo que llaman copago educativo «ilegal» y han arrancado el compromiso de la Consejería de Educación de enviar una circular a los centros para que lo eviten.

10. Los colegios se vacían

El continuado descenso en la natalidad impacta de lleno en los colegios canarios, que han perdido en diez cursos un 17% de alumnado. En los institutos la matrícula se mantiene o aumenta, según los datos provisionales de la Consejería de Educación. En los centros públicos empiezan las clases 32.952 estudiantes de Infantil, 79.006 de Primaria, 66.000 de la ESO, 29.000 de Bachillerato y más de 40.000 en FP.