Imagen de archivo de la Facultad de Ciencias de la Salud de la ULPGC. / C7

Ciencias de la Salud contradice al rector y no ofertará más plazas en Medicina y Enfermería

La junta de la Facultad aprueba por unanimidad no ampliar matrículas el próximo curso aunque Serra esperaba acogerse al incentivo de Sanidad e incrementarlas en un 15%

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Lluís Serra, se manifestó a finales de octubre a favor de ampliar el número de plazas en Medicina y Enfermería para el próximo año en un 15%. Pero la Junta de la Facultad de Ciencias de la Salud no está de acuerdo,. De hecho acaba de rechazar por unanimidad elevar el número de matrículas.

La idea del rector era acogerse al incentivo que ha aprobado el Ministerio de Sanidad, que por primera vez incluye en sus presupuestos, los de 2023, una partida de 50 millones de euros para incrementar las plazas públicas de Medicina en las universidades españolas y paliar así la falta de profesionales que refieren las comunidades autónomas.

Ciencias de la Salud, sin embargo, rechazó ampliar el número de plazas tanto en Medicina como en Enfermería en una reunión el pasado 7 de noviembre. Según explicó la decana, María del Mar Tavío, ya lo advirtió un informe de la Conferencia nacional de Decanos de Ciencias de la Salud, la falta de profesionales de la Sanidad es el embotellamiento que se produce en el MIR, esto es el examen para médicos residentes para hacer la especialidad, a lo que se añade la precarización de los contratos, por lo que buena parte de quienes se titulan emigran.

«Para cuando vayan a estar listos estos nuevos alumnos habrán pasado como mínimo 11 años, tal vez en esa fecha no hagan falta tantos médicos», dijo Tavío. Además, « España es de los países del mundo con más facultades de Medicina en relación a su población, solo está por delante Corea del Sur. Tenemos más facultades que las que recomienda la Organización Mundial de la Salud», abunda.

A todo ello hay que añadir que ampliar plazas en estas especialidades no es tan sencillo. «Se suma la escasez de profesorado con acreditación, que es compleja para personal sanitario». En definitiva, incide, «un aumento precipitado no va a resolver de falta de médicos en ciertas especialidades, Y aunque se han ampliado plazas MIR en los últimos años, no es suficiente. Además está la precariedad laboral, reiteradamente denunciada por sindicatos nacionales, y hay falta de medios y mucha carga de trabajo burocrático en Atención Primaria y están atendiendo a 60 pacientes al día, sin tiempo ni para verles las caras», lamenta Tavío.