CCOO critica el «aciago» curso de la ULPGC

    Cargando reproductor ...
21/09/2018

Comisiones Obreras ha denunciado hoy que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) acaba de dejar atrás «uno de los cursos más aciagos» de sus 30 años de historia, en el que ha crecido «la indignación, el desaliento y la desilusión» de su plantilla.

En un comunicado difundido en nombre de la «Asamblea del Profesorado» coincidiendo con la ceremonia oficial de apertura del nuevo curso, este sindicato acusa al equipo del rector, Rafael Robaina, de estar «alejando» a la ULPGC de «la universidad que soñaba la sociedad de Gran Canaria cuando en 1989» salió masivamente a la calle para reclamar su creación.

«Era el sueño de una Universidad plena, y no el de una mutilada y condenada a impartir sólo titulaciones básicas. Lamentablemente, tres décadas después este equipo rectoral nos conduce hacia un rumbo desconocido», opina CCOO.

El sindicato asegura que, el curso pasado, la comunidad universitaria «sufrió la incertidumbre de no saber qué asignatura impartiría cada profesor, a qué profesores no les renovarían sus contratos, qué másteres se ofrecerían o cuáles serían eliminados».

«Lo hemos vivido en un continuo sobresalto por las veleidades del equipo rectoral, que un día decían una cosa y al siguiente lo contrario, incumpliendo los reglamentos de la ULPGC y alejándose de las promesas de su programa de gobierno, evitando escuchar y negociar», denuncia.

Por eso, los profesores a los representa este manifiesto dicen que ponen «fin a su silencio» y reclaman con el comienzo del nuevo curso que se abra «una profunda reflexión sobre el modelo de universidad que deseamos construir, en la que todos podamos participar y, con ello, imprimir el necesario cambio de rumbo»

En concreto, solicitan «negociar unos criterios claros sobre el diseño de la oferta de posgrado de la ULPGC, con el fin de establecer un catálogo de titulaciones que garantice suficiente diversidad de oferta, y no relegue los posgrados de perfil más científico o técnico frente a los meramente instrumentales o habilitantes»

También demandan que se reconsideren «los criterios que se aplican para evaluar la calidad docente y eliminar la burocracia relacionada con la docencia».

Asimismo, se quejan de los recortes que han sufrido los profesores asociados, que «malviven con sueldos que, según la dedicación, oscilan entre 400 y 600 euros mensuales», y también los investigadores, afectados también por la «incertidumbre y precariedad laboral».

«Los profesores asociados y los investigadores nos sentimos enfadados, ignorados y desprotegidos por un equipo rectoral que prometió fomentar una estabilidad laboral que se está haciendo realidad prácticamente en todas las universidades españolas, excepto en la ULPGC, añaden.

En este sentido, consideran «insultante que, durante los últimos dos años, todo el esfuerzo de la ULPGC se haya limitado a sacar trece plazas de profesor ayudante doctor, mientras que sólo por jubilaciones y defunciones se han perdido más de 80 profesores» y se preguntan «por qué» en ese mismo periodo «en la Universidad de La Laguna se ha contratado a más de 85 nuevos profesores».