Juan Carlos Alonso

Canarias recibirá 39 millones para la Formación Profesional para el Empleo

En total el Gobierno ha autorizado el reparto a las comunidades autónomas de 683 millones con este fin

EFE Madrid

El Gobierno ha autorizado el reparto a las comunidades autónomas de 683 millones para la Formación Profesional para el Empleo, 79,6 millones más que 2020 (un 13%), la mayoría de ellos para formar a trabajadores en paro, de los que Canarias recibirá 39.064.491 euros.

De esta cuantía nacional, 548,7 millones se destinarán a la formación de desempleados, 115 millones a la de ocupados y 19,5 a programas convocados por las CCAA, ha explicado la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, tras la celebración del Consejo de Ministros.

En esta distribución no se incluyen las acciones financiadas con cargo a créditos del Servicio Público de Empleo Estatal.

El reparto deberá ser aprobado en la Conferencia Sectorial del Sistema de Cualificaciones y FP para el Empleo que se celebra hoy, y se informará de la misma al Consejo General del Sistema Nacional de Empleo, que se reúne mañana miércoles.

Celaá ha recordado que se está llevando a cabo «una gran transformación y modernización» de la FP, parte de la cual consiste en crear un nuevo sistema que integra la FP del sistema educativo y la Formación Profesional para el empleo, porque «entendemos que la formación ha de estar presente no solo en las distintas etapas educativas, sino también a lo largo de toda la vida laboral de las personas».

Por ello, «hablamos ya de un modelo único de Formación Profesional al servicio de estudiantes y trabajadores, empleados y desempleados. Hemos de lograr que la formación pase a formar parte natural de la vida profesional de cualquier persona, garantizando así una actualización y recualificación constante de sus competencias profesionales».

El objetivo es afrontar tres retos: el primero es el alto número de personas que carecen de acreditación formal de sus competencias profesionales -el 48% de la población activa no tiene acreditada su cualificación laboral-; el segundo es el desequilibrio entre la cualificación y las necesidades del mercado laboral, y el tercero es el bajo número de horas de formación por trabajador (17 horas frente a las 50 de Alemania o las 85 que invierten algunas empresas).

Por otra parte, ha subrayado el deseo de incrementar el número de estudiantes de FP, que actualmente se sitúa en el 12 %, frente al 25 % de la media OCDE y el 29 % en la Unión Europea.

El Consejo de Ministros, ha añadido la ministra, ha aprobado también el real decreto por el que se establecen catorce nuevas cualificaciones profesionales y se actualizan otras once, con lo que el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales suma 687 cualificaciones.

En cuanto a la distribución de los más de 680 millones, el Gobierno ha establecido que ninguna comunidad recibirá en 2021 una cuantía inferior a la que tuvo en 2020.

Las CCAA se comprometen a desarrollar las actuaciones entre el 1 de septiembre de 2021 y el 31 de diciembre de 2022, y deberán dirigirlas a las necesidades del mercado laboral en relación con las acciones vinculadas al Catálogo Nacional de las Cualificaciones, es decir, a la formación para el empleo acreditable.