Aprobados sin plaza demanda una solución al Gobierno canario

14/08/2018

La plataforma de docentes que superaron las oposiciones, pero no lograron puesto, reivindicó ante el vicepresidente canario, Pablo Rodríguez, «voluntad política» para «llegar a un acuerdo».

La plataforma Aprobados sin plaza, en representación de los más de 300 docentes que superaron las recientes oposiciones de Educación, pero no lograron plaza, expuso ayer su situación ante el vicepresidente canario, Pablo Rodríguez, y las «perversas consecuencias» que ha tenido el decreto que «blinda» a los interinos a través de la Ley de Presupuestos.

Silvia Rodríguez, miembro de esta plataforma, explicó que el colectivo busca «soluciones a medio y largo plazo» porque «las hay». De ahí que estén manteniendo encuentros «con distintos grupos políticos» para exponer su situación.

De los 1.442 docentes que aprobaron las oposiciones de Educación convocadas a principios de verano, unos 300 no podrán ocupar la plaza a la que optaron porque la oferta en sus especialidades es inferior al número de aspirantes que han superado los dos exámenes pruebas y el concurso de méritos.

«Muchos partidos políticos se han sorprendido al explicarles la situación. Ahora es cuando están conociendo las consecuencias perversas que el blindaje de ese decreto tenía y nos han mostrado su interés y preocupación», asegura Rodríguez. Ante esto, la plataforma cree posible «encontrar una solución» y quizás esta pase de nuevo por el Parlamento canario, institución en la que se aprobó.

Rodríguez advierte que la intención de la plataforma no es ir en contra de los interinos. De hecho, abundó, en el colectivo también hay profesorado interino. Tampoco, advirtió, están pidiendo que se les dé «una plaza», pero sí la «oportunidad» de trabajar después de pasar «un procedimiento muy duro» de selección.

Silvia Rodríguez también llamó la atención sobre la distinta vara de medir los méritos en las oposiciones y recordó que hay «muchas reclamaciones» por supuestas irregularidades. También advirtió que en las próximas oposiciones, que estarán destinadas a profesorado de Primaria, «va a ocurrir lo mismo».

Rodríguez insistió, además, que antes de las oposiciones «sí hubo un grupo de opositores» protestó por lo que iba a pasar, pero que prácticamente no hubo tiempo entre las convocatoria y los exámenes a hacer algo más.