Foto de archivo de un grupo de escolares de Infantil en su primer día de clase del curso pasado en un centro grancanario. / JUAN CARLOS ALONSO

Las AMPA exigen a Educación que los centros dejen de «imponer copagos»

La federación Galdós envía una carta a la consejera canaria reclamando que envíe una orden contra las aportaciones «en dinero y especies»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La Federación de AMPA Galdós, que aglutina a las asociaciones de madres y padres de alumnado de los centros públicos de Gran Canaria, envió el pasado 10 de agosto un escrito a la consejera canaria de Educación exigiendo que «se emita una orden a todos los centros educativos, públicos y concertados, para que cesen en la imposición» de lo que entiende como copagos ilegales, tanto dinerarios como en especies a las familias.

En su escrito, las AMPA Galdós afirman que «desde que se inició el proceso de matrícula de las etapas educativas obligatorias, se han recibido en esta federación constantes quejas y consultas transmitidas a través de las asociaciones de madres y padres, todas ellas referidas a la solicitud por parte de los centros de enseñanza no universitaria de pagos de diferentes cuantías dinerarias y entrega de materiales, los cuales entienden que no se ajustan a legislación vigente, ni nacional ni regional».

E incide en «la sensación de indefensión que sienten las familias ante la denuncia de estos copagos, por alegarse algo 'normalizado' y necesario para el alumnado, por lo que no se a opción a la negativa en el pago de las cuantías o materiales exigidos».

El texto, firmado por Sergio de la Fe, presidente de las AMPA Galdós y vicepresidente de la confederación canaria de asociaciones de madres y padres, explica que los centros educativos solicitan a las familias «copagos» ya sea en dinero o comprando material.

«Se solicita entrega en metálico o por ingreso en cuenta bancaria cuantías de unos 20-25 euros, en casos muy superiores, justificadas bajo conceptos tan variados como matrícula, seguro escolar en 1º y 2º de la ESO, gastos en fotocopias, exámenes, material deportivo, plástica, material didáctico, coste de actividades complementarias en horario lectivo, transporte escolar, elaboración o distribución de recursos didácticos».

Además, destaca que se acompaña en los listados del material escolar del que deben dotar a sus hijos e hijas para el desarrollo de su actividad, la petición de aportaciones de material destinado al funcionamiento de la actividad del centro educativo como paquetes de folios, papel higiénico, rollos de servilletas, rotuladores de pizarra, gel hidroalcohólico, jabón de manos o toallitas húmedas.

Y añade que en «una cantidad significativa de casos, se alega que estas aportaciones se convierten en obligatorias por parte de las familias porque se han aprobado en su Consejo Escolar».

En su carta a la Consejería de Educación, que acompaña con documentos aportados por las familias donde colegios e institutos les piden estas aportaciones, la federación Galdós afirma que la ley ampara la educación gratuita en las etapas obligatorias y estas aportaciones obligatorias son, por tanto, copagos ilegales.

Las AMPA, que específicamente exigen que deje de cobrarse el importe en concepto de seguro escolar obligatorio al alumnado matriculado en 1º y 2º de la ESO, piden a Educación que se dote de los fondos necesarios a los centros educativos para que se garantice la gratuidad de la etapa educativa obligatoria y que «informe también que los Consejos Escolares carecen de competencias para regularizar este tipo de aportaciones dinerarias ni en especies».