Foto de archivo de escolares en el inicio de curso del año pasado. / juan carlos alonso

Adiós a los grupos burbuja en los colegios: tampoco habrá en los comedores

El regreso a las aulas será de «normalidad» tras dos inicios de curso marcados por las restricciones covid

T.A. Las Palmas de Gran Canaria

Los grupos burbuja desaparecerán totalmente este curso de los colegios: la previsión es que en días se actualice el protocolo covid educativo para eliminar la última gran restricción que seguía vigente, la obligación de que los escolares de cada clase fueran a los comedores de los centros como grupos que no interactuaban con los demás. También se prevé eliminar la reducción de aforos en estos espacios.

Canarias actualizará su protocolo educativo cuando se adopte la decisión a nivel estatal. «Será un inicio de curso de normalidad, la previsión es que los grupos burbuja en los comedores escolares se quite y se mantenga como única gran medida la mascarilla en el transporte», explica Fidel Trujillo, director general de Personal de la Consejería de Educación del Gobierno canario y responsable de coordinar el protocolo covid en estos años de pandemia.

Se mantendrán medidas básicas de precaución y prevención ante el virus, como evitar aglomeraciones, hacer que los patios «estén desahogados» o ventilar los espacios. «Se trata de aprender de lo que ha pasado», resume Trujillo.

La eliminación de los grupos burbujas en los comedores será la gran novedad respecto al protocolo covid para el nuevo curso publicado por la Consejería canaria de Educación a finales de julio.

Si la pandemia no empeora de forma drástica, los centros educativos volverán a un inicio de curso dentro de la normalidad tras los dos últimos marcados por fuertes medidas restrictivas. Entre ellas estaban los grupos burbuja en los colegios que no interactuaban entre sí, la distancia interpersonal en las aulas de los institutos o la mascarilla obligatoria.

El protocolo de medidas de prevención frente a la covid para el periodo lectivo 2022-23 recoge medidas que en su mayoría ya se aplicaban al final del curso pasado por la supresión de las restricciones en el conjunto de la sociedad.

El Ministerio de Sanidad confirmó ayer a Efe a que está debatiendo la eliminación de las únicas medidas covid aún vigentes en los centros educativos relativa a los comedores: «Se está trabajando en la ponencia para llevar a la Comisión de Salud Pública».

Según el actual protocolo de finales de julio, el uso de la mascarilla viene determinado por la legislación vigente y posteriores actualizaciones y recomendaciones. Así, no será obligatoria en ningún caso salvo en el transporte escolar.

El protocolo insiste en «prevenir la estigmatización» de las personas que, con condiciones de riesgo para la covid o por decisión personal, sigan utilizando las protección «en cualquier entorno del ámbito educativo».

«Ante la mejora de la situación epidemiológica y la experiencia acumulada, sin dejar de tener en cuenta también el impacto emocional sobrevenido y en la actividad lectiva, se considera oportuno la flexibilización de algunas medidas, de forma progresiva y adaptada a la situación epidemiológica», dice el texto del protocolo, que se plantea como un documento «abierto y modificable» en función de la evolución de la pandemia.

Así, «en caso de rebrotes epidémicos» que requiriesen medidas excepcionales para toda la población, el documento «se adaptaría a las nuevas circunstancias», siempre apostando por preservar la presencialidad.

En el actual contexto de fin de restricciones, el protocolo propone «recomendaciones». Se priorizará, en la medida de lo posible, la utilización de los espacios al aire libre para la realización de las actividades educativas y de ocio, ya sea en los patios «o los parques cercanos al centro educativo».

La ventilación de los espacios interiores es una de las medidas clave para evitar contagios, y se plantea la búsqueda de lugares alternativos si determinados espacios no lo permiten.

Las familias podrán acceder a los centros, así como a las reuniones de tutoría individual o colectiva, tal y como ya se aplicaba al final de este curso.

Cada colegio e instituto dispondrá de un protocolo de limpieza y desinfección, «que debe ser más intenso en los baños, espacios de comedor y en las superficies de mayor uso». «En el caso de que se establecieran turnos en las aulas, el comedor u otros espacios, cuando cambie el alumnado, se hará limpieza, desinfección y ventilación entre turno y turno», señala el documento.

Entre las diferentes medidas de higiene personal, se hace hincapié en la limpieza de manos «de forma frecuente y meticulosa».

«Se han diseñado las medidas teniendo en cuenta la situación epidemiológica, la estrategia de vacunación frente a la covid-19, la revisión de la evidencia científica disponible y las lecciones aprendidas» para tener entornos educativos seguros, dice el documento, elaborado conjuntamente con Salud Pública.

Delegado covid

Los centros seguirán teniendo una persona referente para «los aspectos relacionados con la covid y otras enfermedades», que será el director o la directora o la persona en quien delegue.

En los colegios e institutos no habrá ninguna gestión de casos de covid y contactos, situación que se implantó tras el cambio de estrategia de vigilancia de la pandemia a finales de marzo. Cuando un alumno o alumna presente síntomas compatibles con la covid o sea positivo asintomático «se extremarán las precauciones durante diez días utilizando mascarilla quirúrgica».