Abuelos comprometidos felices por disfrutar de sus nietos en verano

    Cargando reproductor ...
08/07/2019

Aunque para los abuelos pueda parecer una carga, llega el verano y no se sabe quien disfruta más, si los pequeños o ellos. Algunos no se lo piensan, ya saben que los tienen que cuidar, como Mari Nieves, pero no le importa, «no me altera el día a día».

ETIQUETAS:

Antiguamente los padres se ocupaban de sus hijos y no sentían la necesidad de plantearse con quiénes los dejaban. Eran otros tiempos. Así lo afirma Antonio, «mi suegra era mayor y mi madre también, ya no estaban para cuidar niños como estamos nosotros, era otra época». Antonio y su mujer sacaron adelante a sus dos hijas y ahora tienen tres nietas, de las que, declara disfrutar incluso más de lo que pudo hacerlo con sus hijas, ya que trabajaba durante todo el día y apenas podía pasar tiempo con ellas. «Suele pasar que disfruta uno mas de los nietos que de los hijos».

Volver a empezar

Otros sin embargo, no pueden cuidarlos siempre pero sí que ayudan a sus hijos cuando estos lo necesitan. Rafael, «de momento», solo tiene una nieta y en esta época aprovecha para disfrutar más de ella, junto con su mujer.

A día de hoy, esta situación le permite a Rafael distraerse, «me quita un montón de cosas de la cabeza y eso es lo que se quiere». Es más, señala estar empezando de nuevo, «como si me hubiera casado y mi señora tuviera el primer hijo».

Este último también recuerda que antes los abuelos no cuidaban a los nietos porque era «otra época». Rafael explica que hoy en día los abuelos se ocupan más de sus nietos por «el cambio de vida, antes trabajaba solo el padre».

Abuelos comprometidos felices por disfrutar de sus nietos en verano
«Suele pasar que disfruta más uno de sus nietos que de los hijos».

Ahora los abuelos ya tienen en mente que durante el verano pueden dedicarse más a sus nietos, cosa que para algunos no es ningún problema. «Yo sé que me toca y bien, y esperando estaba a que me tocaran también», destaca Mari Nieves, que tiene dos nietas. Asimismo, expresa que aunque no sea tanto iniciativa suya no le importa estar con ellas, «no me altera el día a día, en el sentido de que yo me programo de otra forma». Eso sí, señala que no se encarga de las niñas todos los días, sino que se alternan entre los abuelos. En su caso, sus padres también se hicieron cargo de su hijo, así como sus hermanas, ya que ella trabajaba. Es más, destaca que sus padres por voluntad propia le decían que le dejaran al niño y que se despreocupara. Mari Nieves cuenta que su madre siempre le decía «no cuides al niño tu sola, porque te pasa algo, que dios no lo quiera y el niño se muere de tristeza», cosa que se le quedó grabada.

Cargando reproductor ...

Sebastián explica que cuando están en el colegio, su mujer y él están de paseo, pero ahora que llega el verano «hay que echar una mano». Ellos lo cuidan siempre en verano y en invierno cuando sale de las clases y los padres trabajan. Además, con una sonrisa en la cara subraya que «con ellos aprendemos y lo pasamos bien». Incluso señala que en ocasiones están «un poquito aburridos» y están deseando verlos.

Cursillos de verano

Otra opción que se plantean muchos padres para esta época estival es apuntar a sus hijos a un campamento o cursillo de verano. No obstante, existen ocasiones en las que son los propios hijos quienes se niegan a ir a este tipo de actividades. Este es el caso de la nieta de Mari Nieves, quien estuvo tres días en uno y no quiso más, «los padres preferían que fueran para no ocuparnos, pero ella no quiere». La nieta de Antonio, por ejemplo, acude a uno de estos cursillos, aunque solo los martes viernes, «el resto con nosotros o con la tía».