Un agente de la Guardia Civil, en una foto de archivo. / EP

Dos detenidos por una violación grupal a una mujer en un paraje de Cieza

La víctima fue presuntamente agredida por tres chicos, quienes además la golpearon y le robaron el móvil

RAÚL HERNÁNDEZ

Agentes de la Guardia Civil detuvieron recientemente a dos jóvenes, de entre 22 y 25 años, por presuntamente agredir, violar y robar a una mujer, de 50 años, en Cieza. Los hechos se produjeron en un paraje apartado del municipio en la madrugada del pasado 16 de agosto. Fuentes cercanas al caso aseguran que la víctima fue abordada por tres desconocidos que la agredieron y después sufrió, presuntamente, una violación grupal.

El ataque no se quedó ahí y, antes de marcharse y dejar a la mujer malherida y tirada en el suelo, le robaron su teléfono móvil y huyeron cerca de las dos de la madrugada. Horas después, la víctima interpuso una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Cieza. Asimismo, fue atendida en un centro de salud de las heridas que presentaba y sometida a una exploración médica por un facultativo para evaluar el alcance de las lesiones que presentaba. Aunque en un principio las fuentes identificaron a la víctima como una joven, finalmente se trata de una vecina del municipio de 50 años.

Los agentes iniciaron una investigación para tratar de localizar a los sospechosos. Gracias a la descripción física y otros datos aportados de los agresores, de origen magrebí, los agentes lograron detener a dos de ellos acusados de los delitos de agresión, violación y robo con fuerza e intimidación. Tras concluir las diligencias y pasar varias horas en el cuartel de la Benemérita, los arrestados fueron puestos a disposición judicial e ingresaron en prisión provisional por orden del juez del juzgado en funciones de guardia.

Otro caso en junio

No es la primera violación de estas características que se ha producido en la Región durante este verano. El titular del Juzgado de Menores número 1 de Murcia ordenó el pasado mes de junio el internamiento en régimen cerrado para tres menores, residentes en el barrio del Espíritu Santo de Espinardo, investigados por los delitos de agresión sexual, detención ilegal, lesiones y amenazas a dos adolescentes.

La supuesta violación se produjo en una especie de cobertizo propiedad de un familiar de uno de los adolescentes, situado cerca de la urbanización Joven Futura de Murcia. Una vez allí, una de las chicas, supuestamente, fue agredida sexualmente por los tres jóvenes, y la otra por uno de ellos.

Las jóvenes denunciaron la agresión, y los investigadores del Grupo de Menores (Grume) de la Policía Nacional detuvieron a los menores. Los tres acusados declararon en la Ciudad de la Justicia ante el titular del Juzgado de Menores. Los tres coincidieron en reseñar que las relaciones sexuales fueron consentidas.