Declarado culpable de matar a su mujer y a su hijo a pedradas en una cueva de Tenerife

El asesinato por parte de Thomas Handrick se pudo producir con una piedra de 8,5 kilos de peso

CANARIAS7 Santa Cruz de Tenerife

Un jurado popular ha declarado hoy culpable a Thomas Handrickdel asesinato a pedradas de su mujer y de su hijo de 10 años en una cueva en Adeje, en Tenerife, y de la tentativa de muerte de su hijo menor, que consiguió escapar.

El veredicto del jurado considera que el acusado actuó con alevosía y ensañamiento en la muerte de Silvia y de Jacob ya que les causó un tremendo sufrimiento para acabar con su vida, que, según lo relatado durante el juicio, se la pudo producir una piedra de 8,5 kilos de peso.

Así pues, el tribunal popular conformado desde la semana pasada ante la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife para juzgar al ciudadano alemán Thomas Handrick, de de 45 años, acusado de matar a su mujer y a su hijo de 10 años e intentar acabar con la vida de su otro hijo, de siete- emitió este viernes, el veredicto que por unanimidad le declara culpable de sendos delitos de asesinato agravados por la muerte de su esposa y de su hijo de 10 años y de un tercer delito de tentativa de asesinato agravado en referencia al hijo que escapó de la tragedia, de siete años en el momento en el que sucedieron los hechos.

Cabe destacar que el jurado tardó menos de 24 horas en emitir por unanimidad el veredicto que, tras ocho jornadas de intenso plenario, declara probado que en la jornada del 23 de abril de 2019 el acusado se llevó a su familia de excursión por una zona escarpada del municipio tinerfeño de Adeje, y al llegar a una cueva, engañándoles con la promesa de unos regalos –unos huevos de pascua que estarían dentro de la oquedad-, golpeó primero a su mujer y después a su hijo de 10 años con una piedra de grandes dimensiones hasta darles muerte.

El veredicto también considera probado que el homicida tenía la intención de asesinar a su segundo hijo, de 7 años, pero se vio frustrado porque el niño se dio a la fuga. No obstante, entiende acreditado que su convicción era que el niño no sobreviviría a una caminata sin compañía adulta en una zona despoblada y alejada de los asentamientos rurales.

El tribunal popular no ha dado ningún crédito a las tesis de la defensa sobre el supuesto trastorno transitorio del acusado en el momento de cometer los brutales crímenes. Tras conocer el veredicto, el representante del Ministerio Fiscal pidió para Thomas 25 años de cárcel por el asesinato de su mujer, pena de prisión permanente revisable por el de su hijo y otros 25 años de cárcel por la tentativa de asesinato de su hijo menor, además de distintas penas accesorias de alejamiento e inhabilitación, así como cuantiosas indemnizaciones para el niño superviviente y las familias de los fallecidos.

En similares términos evacuaron sus peticiones de condena la acusación particular y la acción popular, que representa al Instituto de la Mujer del Gobierno de Canarias. La defensa mostró su discrepancia con el veredicto. El magistrado presidente del jurado, miembro de la Sección Quinta de la Audiencia tinerfeña, dictará en los próximos días la sentencia que determinará la condena y dará forma jurídica al pronunciamiento del jurado.