Alimentos que puedes ser alérgenos. / Pixabay

Cuidado con los alergénicos sin etiquetar

Es muy importante leer detenidamente toda la lista de ingredientes

F.ORTEGA Las Palmas de Gran Canaria

Muchos locales de hostelería y comercios sirven alimentos sin envasar, por lo que están obligados por ley a informar de alérgenos y de una posible contaminación cruzada para evitar reacciones adversas, sobre todo, en niños.

La ley obliga a que en la lista de ingredientes de un producto se resalten los alérgenos, de forma que sean fácilmente identificables para los consumidores. Sin embargo, en ocasiones esto no se cumple, o se producen contaminaciones, errores en la manipulación o envasado que hacen que en un determinado producto haya un alérgeno sin declarar. En esos casos, ese producto debe retirarse del mercado para proceder a subsanar el problema.

¿Qué son las alergias alimentarias?

Las alergias alimentarias se producen por una reacción adversa del sistema inmune a un determinado alimento cuando la persona sensible a dicho alimento entra en contacto con él o con otro alimento que lo contenga, generalmente al ingerirlo aunque, en los consumidores más sensibles, también al tocarlo u olerlo.

¿Qué alérgenos de declaración son obligatoria?

Deben resaltarse en la lista de ingredientes, 14 alérgenos

  • Cereales. que contengan gluten (trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados).

  • Crustáceos. y productos a base de crustáceos.

  • Huevos y productos a base de huevo.

  • Pescado. y productos a base de pescado.

  • Cacahuetes.

  • Soja

  • Leche y y sus derivados (incluida la lactosa)

  • Frutos de cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, pistachos, nueces macadamia o nueces de Australia)

  • Altramuces.

  • Granos de sésamo.

  • Soja.

  • Apio.

  • Mostaza.

  • Dióxido de azufre y sulfitos.

Es muy importante leer detenidamente toda la lista de ingredientes.

Medidas de prevención

Leer siempre los ingredientes de los alimentos que se vayan a utilizar en la preparación del menú, teniendo cerca el listado de sustancias a las que se es alérgico/intolerante para comprobar las etiquetas.

Cocinar primero la comida del alérgico para evitar contaminaciones y contactos. Manipular cuidadosamente los utensilios (mejor si son exclusivos para el alérgico).

No usar el mismo aceite o plancha para cocinar. Higienizar todas las superficies de trabajo. -Cuidado con alimentos como masas, bechamel, caldos para sopas y sopas, pan rallado. Eliminar totalmente el alérgeno de la dieta, tanto el alimento en sí como los distintos productos que lo puedan llevar como ingrediente. Ante la duda, no tomarlo.

Tener cerca la medicación oportuna, especialmente en casos de alergias muy graves.

En el caso de los niños aportar el certificado médico en el comedor escolar para evitar confusiones.