La consola no es el enemigo

Aprovecha las pantallas para jugar en familia con diez de los juegos más divertidos

CARMEN BARREIRO

Que levante la mano quien no ha reñido a sus hijos por culpa de la consola en lo que llevamos de encierro. Que si juega demasiado tiempo, que si acaba de una vez que vamos a cenar, que si déjasela también a tu hermano, que, que, que... Pues bien, teniendo en cuenta que según los datos del último informe de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), ocho de cada diez niños de 6 a 14 años son usuarios de consolas –¡ojo! que también lo son el 40% de los adultos de entre 35 y 44– parece que lo más inteligente es seguir la premisa de si no puedes con tu enemigo únete a él.

«El problema es precisamente ver la consola como un enemigo. Decir que los videojuegos son malos es como decir que las películas son malas. Pues no, las hay muy malas y las hay buenísimas. Lo que no puedes hacer es dejar que un niño de ocho años juegue con un videojuego para mayores de 18, como tampoco le llevarías al cine para ver una película de adultos», explica gráficamente el profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación y director del máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos de la UOC, Joan Arnedo. «Prueba a jugar en familia», invita.

A la hora de elegir un juego, el experto recomienda buscar intereses en común que permitan a padres e hijos (o incluso abuelos, si están en casa) conectar y comunicarse mientras pasan un buen rato. «Jugar es una actividad transversal que trasciende edades y géneros, por lo que suele resultar sencillo encontrar un punto en común entre padres e hijos», explica el profesor de la UOC. «Suelen tener éxito los juegos que son accesibles para cualquier tipo de jugador, que se entienden fácilmente y que permitan ponerse a jugar sin demasiadas explicaciones», dice con conocimiento de causa. De hecho, los relacionados con el deporte y los basados en juegos de mesa son una opción muy interesante para estos días. Claro que si hablamos de entretenimiento familiar, los reyes indiscutibles son «los juegos musicales que incluyen actividades como cantar o bailar».

Los más recomendables

Tomen nota porque Joan Arnedo ha elaborado un listado de videojuegos para disfrutar en familia que seguro harán que su cuarentena sea mucho más divertida. Empieza por tres clásicos: Minecraft, el juego de construcción que combina diversión y aprendizaje, y también la saga Mario Kart, las famosas carreras alocadas de coches, además de Just Dance o videojuegos similares basados en el baile.

Como opción deportiva recomienda desempolvar la Wii y practicar algo de ejercicio con Wii Sports o Wii Sports Resort, mientras que para los que prefieran los clásicos juegos de mesa llevados a la consola Super Mario Party es buena opción. Quienes busquen originalidad pueden decantarse por Overcooked, en el que un equipo de cocineros debe preparar platos en escenarios inverosímiles, y Keep Talking and Nobody Explodes, en el que el jugador tiene que desactivar una bomba mientras el resto le da pistas sobre cómo hacerlo. Además, toda la saga Lego de películas como ‘Harry Potter’, ‘La guerra de las galaxias’, ‘Parque Jurásico’, ‘El señor de los anillos’, ‘Los vengadores’ y un largo etcétera puede resultar muy entretenida. Igual que Melbits World, un videojuego en el que todos los participantes deben guiar a unos personajes por un escenario.

Por último, entre los juegos de mesa que cuentan con versión digital para tableta, consola u ordenador, se encuentra Pandemic, en el que los jugadores son un equipo de especialistas médicos que deben colaborar para evitar que una plaga mundial tome proporciones épicas. «Pandemic recuerda más que ningún otro videojuego una de las premisas básicas en estos tiempos: para poder jugar sin riesgos hay que seguir una recomendación fundamental, que es la de mantener la distancia de separación mínima y las medidas de higiene con las que podemos protegernos de la COVID-19», explica Arnedo. Es más, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la industria de los videojuegos han lanzado la campaña #PlayApartTogether, con la que animan a los usuarios a seguir estas pautas para frenar la propagación del coronavirus.

La experta opina...

María Zalbidea es experta en educación digital y autora del blog ‘Cosiendo la brecha digital’.

No debemos olvidar que el ocio de los más jóvenes es, en gran medida, digital. Por lo que también lo es en estos días de cuarentena en los que su socialización se reduce a las pantallas. Unas pantallas que, queramos o no, les ayudan a seguir en contacto con sus amigos. En este sentido es importante que no olvidemos las cuatro coordenadas a la hora de educar en digital: tiempo, lugar, compañía y contenido. Hay que cuidar el tiempo de exposición a los videojuegos, que sea complementario de otras actividades (lectura, pintura, cocina...). También es mejor jugar en un lugar común de la casa y evitar que sea en su habitación, puesto que en familia se disfrutan mucho más los videojuegos que si el juego es individual. Y ojo con los contenidos. Los padres debemos de conocer el código PEGI de los videojuegos que les gustan a nuestros niños. Es el momento de dedicar tiempo a leer reseñas y artículos sobre los videojuegos que hacen vibrar a nuestros pequeños. Sin duda, tenemos una oportunidad como padres. Este tiempo nos puede llevar a conocer mejor a nuestros hijos, saber qué les gusta, cómo reaccionan cuando ganan o pierden en los videojuegos. Jugar con ellos hará que podamos conectar más con sus gustos en la red y pasar a ser de verdad interlocutores válidos e intentar coser esa brecha digital que muchas veces nos separa de ellos.