El catedrático José Francisco López Feliciano, en la facultad deTelecomunicaciones de la ULPGC. / JUAN CARLOS ALONSO

Canarias opta a la Agencia Espacial Española: «Tenemos una candidatura potente e ilusionante»

El responsable del proyecto para las islas destaca las condiciones meteorológicas, la experiencia previa en el sector y la conectividad como fortalezas y apuesta por San Bartolomé de Tirajana

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

Hace una semana el Gobierno de España inició el procedimiento para elegir la sede de la futura Agencia Espacial Española (AEE), a la que opta Canarias. Una oficina que se prevé esté operativa en el primer trimestre de 2023 y que, de acuerdo con el objetivo del Ejecutivo de descentralizar las sedes de los organismos de nueva creación, se instalará fuera de Madrid.

Sevilla, Huelva, Jaén, Tres Cantos, Valencia, Puertollano, León y Teruel, entre otras ciudades, competirán con las islas por atraer tan importante infraestructura. Canarias ya le presentó al Gobierno un proyecto que ahora habrá que pulir, explica el responsable del mismo, el catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) José Francisco López Feliciano. Fue el pasado mes de julio cuando se entregó a la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, un documento y un vídeo con un adelanto de la candidatura, un material coordinado y desarrollado por un equipo de la ULPGC conjuntamente con empresas y expertos del sector aeroespacial. «Lo ideal es que compitamos contra otras candidaturas externas a Canarias y no entre nosotros», señala el experto.

López Feliciano, que tiene una larga experiencia con varios estudios y proyectos para implantar y fortalecer las tecnologías aeronáuticas y aeroespaciales en Canarias, entre otros un Next Generation presentado al Gobierno de Canarias hace año y medio, considera que Canarias es una «candidatura muy potente que tiene características que nos diferencia de otras, pero necesitamos trabajarla con más detalle ya que quedan algunas decisiones que tomar». En su opinión, contar con la Agencia Espacial Española en las islas atraerá al archipiélago a empresas del sector, porque suelen querer estar cerca de los organismos decisores.

Las islas, explica, tienen grandes potencialidades. Por un lado, señala López Feliciano, disponen «de unas condiciones meteorológicas únicas a nivel europeo, que permiten la validación de robótica aérea y espacial durante la mayor parte del año». Además, al ser islas y estar rodeadas de mar, «nos otorga una componente de seguridad en todas aquellas pruebas experimentales que se deseen realizar, especialmente si las zonas de despegue y aterrizaje están cerca de la costa».

Desde el punto de vista de la investigación, Canarias cuenta con dos universidades públicas, además de «centros de reconocido prestigio internacional, como el Instituto de Astrofísica de Canarias, la Plataforma Oceánica de Canarias, o diversos grupos de investigación en ambas universidades públicas con proyectos financiados por la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea».

Otras ventajas del archipiélago son «las buenas infraestructuras de telecomunicaciones y transporte que incluyen hasta ocho aeropuertos de los cuales seis son internacionales y permiten conexiones directas con más de 20 países europeos y africanos además de 23 ciudades españolas».

También hay que poner en valor las «sinergias con el estamento militar en Canarias para colaborar en proyectos relativos a seguridad, salvamento y rescate, así como el apoyo decidido de diversos organismos públicos y empresariales, tanto canarios como internacionales».

A todo ello se suma « un régimen económico y fiscal de empresas inigualable en Europa, con una tasa de impuestos de sociedades reducido de solo el 4%, muy inferior al promedio nacional y europeo, situado en torno al 25%».

El Gobierno de España explicó la pasada semana que la Agencia tendrá además un componente dedicado a la Seguridad Nacional, coordinará las actividades y las políticas nacionales sobre el espacio, y será además el organismo público que canalice la participación española en programas internacionales en este ámbito.

Centro Espacial de Canarias, en San Bartolomé de Tirajana. / arcadio suárez

San Bartolomé de Tirajana, el lugar ideal según el experto

La opción de Canarias como sede de la Agencia Espacial Española deriva en la necesidad de escoger una localización física concreta. «Yo tengo clara mi localización. Para mí la zona ideal es San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria, al lado del Centro Espacial de Canarias, con vínculos con distintas empresas y agencias espaciales internacionales como ESA, NASA, JAXA, CNES», afirma el catedrático de la ULPGC José Francisco López Feliciano, «pero la decisión final le corresponde al Gobierno de Canarias, que es quien oficializa la candidatura, y queda por decidir también si seguiré coordinando este grupo de trabajo o si se encargará otra persona con otras ideas».

Entre los motivos para la elección de la localidad sureña se encuentra «la oferta alojativa que tiene y la experiencia en la organización de reuniones y congresos, que será una de las actividades de la AEE». Además, está «la cercanía al aeropuerto de Gran Canaria, el de más tráfico en el archipiélago y el sexto de España» y, «dispone de zonas potenciales de gran atractivo para acoger físicamente las oficinas de la Agencia Espacial Española».

«Esta iniciativa, que en principio incluye instalaciones que albergarán a personal encargado de coordinar a la industria espacial española (la cuarta en la Unión Europea, después de Francia, Alemania e Italia), es una oportunidad para crear un ecosistema en el cual universidades, centros de investigación y empresas que deseen estar cerca de los centros de decisión creen sinergias, facilitando el retorno de muchos de nuestros ingenieros, generando puestos de trabajo de alto valor y facilitando la diversificación de la economía canaria. La industria aeroespacial es estratégica por su aportación a la sociedad y su carácter innovador, siendo la actividad industrial que más invierte en innovación en España, con aplicaciones diversas como la monitorización del medio ambiente, las comunicaciones, la agricultura de precisión, el transporte, la energía, la seguridad o la defensa», explica López Feliciano.

En menos de un mes estará listo el informe con los criterios que se valorarán para determinar la ubicación de la sede; tras ese paso las comunidades autónomas y los ayuntamientos podrán presentar sus candidaturas. «Estamos ante una oportunidad única, pero independientemente de que se gane o no la sede de la Agencia Espacial Española, el trabajo realizado hasta ahora pone en evidencia el potencial que tiene Canarias en el sector aeronáutico y aeroespacial para liderar un cambio en nuestro modelo económico», añade