Los centros de salud organizan a los pacientes desde la puerta. En la imagen, varias personas entrando en el ambulatorio de Guanarteme. / ARCADIO SUÁREZ

Cáncer, diabetes, ictus... La covid impide el diagnóstico precoz y seguir las patologías crónicas

El colapso del sistema sanitario por el impacto de la sexta ola del virus en las islas afectará a la mortalidad por otras enfermedades con mal seguimiento o sin diagnosticar

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La pandemia no solo se ha llevado la vida de más de un millar de personas en las islas desde marzo de 2020, sino que está afectando a la calidad de vida de los miles de pacientes crónicos y retrasando diagnósticos precoces en todo tipo de dolencias. «Somos muy conscientes de que la situación actual de la pandemia ha colapsado el sistema sanitario. Pero si bien este es el proceso agudo, n os preocupan tremendamente todos los pacientes pendientes de ser valorados que van a tener o ya están teniendo un retraso diagnóstico de sus procesos o no se les están ajustando los tratamientos adecuadamente lo cual va a llegar seguramente a un pronóstico sombrío y sin lugar a dudas a a una mayor morbimortalidad», advierte la secretaria general del Colegio de Médicos de Las Palmas, Marta León. «Toda esta situación bloquea y paraliza pruebas diagnósticas quirófanos, ingresos para estudios, etcétera, etcétera y no vamos a poder afrontarlo cuando la incidencia de la covid comience a bajar», añade.

El colapso sanitario ha sido denunciado por los distintos sectores profesionales. El tapón que la covid-19 supone que los pacientes no covid no lleguen al sistema. «Este colapso nos está afectando a nivel asistencial a nivel de seguimiento, y no ahora», con la ola producida por la ómicron en auge, «sino desde el comienzo de la pandemia», explica Francisco Javier Darías Yanes, secretario de la Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias (Fadican).

«Efectivamente es así. Esta situación no es nueva, se viene produciendo desde que empezó la covid hace casi dos años. Se había mejorado un poco justo en los meses anteriores a la ómicron, pero la nueva cepa nos ha vuelto a meter en cifras preocupantes. Se dan demora de operaciones no urgentes, de las primeras visitas en los centros de salud. Se retrasan los procesos iniciales con lo cual, hay casos a los que se va a llegar tarde al hospital», añade Fernando Fraile, presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Las Palmas.

«La Atención Primaria está inaccesible. Todo es para tema covid. Los crónicos estamos sufriendo retrasos considerables. Una persona diabética con unos años de evolución necesita pruebas importantes como por ejemplo oftalmólogos, para evitar la retinopatía diabética, pero en nivel 3 y 4 se suspenden. Electrocardiogramas, consultas con nefrología... se cancelan», señala Darías Yanes.

Fraile insiste en que debe llamar la atención sobre la prevalencia del cáncer. «Son muchísimos miles de muertos cada año y va en aumento aunque va disminuyendo anualmente el porcentaje sobre diagnosticados. Pero se aumenta el número de pacientes que necesitan operaciones en estadios muy prontos para evitar que la enfermedad se empeore y encontramos situaciones en las que se llega tarde a atender al paciente, a su recuperación y fallecen. Hay más de 5.000 pacientes que fallecen al año por cáncer y más de 15.000 nuevos enfermos en Canarias», recuerda Fraile. «La detección precoz es imprescindible para detectar al debutante de diabetes tipo dos y esto puede explotar», advierte Darías Yanes. «Se habla de cómo afecta al turismo, a la hostelería, a los bares, pero no de esto», lamenta.

«Habíamos avanzado mucho en la lucha contra el cáncer, casi el 60% de personas sobrepasaban el cáncer cinco años después porque eran atendidos rápidamente. Esto eso nos va a llevar años para atrás hasta un 30% de enfermos con cáncer no son conscientes de que lo tienen», afirma Fraile.