Borrar
Calor intenso en Canarias. Arcadio Suárez

Canarias vivió su sexto julio más cálido desde 1961

Temperaturas ·

Entre los días 10 y 15 de julio, se emitieron avisos nivel naranja para zonas de todas las islas, alcanzándose el nivel rojo en el caso de la zona sur, este y oeste de la isla de Gran Canaria

Ep

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 7 de agosto 2023, 12:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La temperatura media en Canarias en julio ha sido de 23.5 grados, con una anomalía de +1.2 grados sobre la media de la serie de referencia, correspondiéndole un carácter muy cálido. Estas cifras lo convierten en el sexto mes de julio más cálido desde 1961.

El valor medio de las precitaciones acumuladas fue de 0.9 mm, el 100% del valor esperado, situándolo como un mes pluviométricamente normal, según la serie de referencia 1991-2020, siendo el 24º más húmedo desde 1961, según el Avance Climatológico de Canarias julio 2023, elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)

Durante más de la mitad del mes (18 días) la temperatura media en el archipiélago se mantuvo en valores significativamente por encima de la media de la serie de referencia. Si se considera el número de estaciones que han registrado noches tropicales, además de su número elevado (94 estaciones), se observa que de éstas, 24 estaciones registraron noches tropicales durante al menos 30 días al mes.

Asimismo, se dieron noches tropicales en muchas estaciones situadas en zonas de cumbres, por encima de los 1000 metros de altitud, e incluso en estaciones situadas por encima de los 2000 metros, como es el caso de las del Roque de los Muchachos (La Palma, 2223 m. altitud, 2 noches tropicales), Parador de las Cañadas (Tenerife, 2150 m altitud, 2 noches tropicales), Chavao (Tenerife, 2071 m. altitud, 8 noches tropicales) e Izaña (Tenerife, 2369 m. altitud, 3 noches tropicales).

Por otra parte, 44 estaciones midieron, al menos un día del mes, temperaturas mínimas mayores o iguales a 25 grados (118 registros, sumando estaciones y días en las que midieron los valores indicados) y 8 estaciones registraron temperaturas mínimas mayores o iguales a 30 grados.

Aunque se produjo un marcado episodio cálido -entre los días 10 y 14-, en el que se registraron temperaturas máximas elevadas, la mayor contribución a los ascensos de la temperatura promedio se debieron a los valores por encima de la media que marcaron, persistentemente y en numerosas estaciones, las temperaturas mínimas.

En cuanto a episodios cálidos, los más significativos fueron los de los días 1 al 5 y, sobre todo, el de los días 10 al 14, así como un marcado ascenso de temperaturas los días 30 y 31. Entre los días 1 y 5, sobre una situación anticiclónica de partida, el desplazamiento hacia el este del anticiclón atlántico, desde una posición inicial cercana a las Azores, aumentó el flujo de componente este, posibilitando la llegada a las islas de masas de aire más cálidas y secas.

Al mismo tiempo, la dorsal (en altura) situada sobre el noroeste de Africa, se desplazó hacia el oeste, arproximándose al archipiélago e introduciendo un flujo de sureste, con marcada advección cálida.

En el episodio de los días 10 al 14, la situación sinóptica fue muy similar a la de los días 1 al 5, aunque con el anticiclón atlántico situándose al norte de Canarias e induciendo un flujo del este más potente, con aire mucho más seco y cálido y con la dorsal africana situándose sobre las islas y provocando un advección cálida mucho más intensa, con entrada de calima, que comenzó afectando, sobre todo, a zonas de cumbres y medianías.

Entre los días 10 y 15 se emitieron avisos nivel naranja para zonas de todas las islas, alcanzándose el nivel rojo en el caso de la zona sur, este y oeste de la isla de Gran Canaria. No se cumplieron los criterios para clasificar el episodio como 'ola de calor'.

El desplazamiento hacia el oeste de la dorsal, así como del anticiclón atlántico, generaron un flujo de norte, con aire más fresco y húmedo, que generó un significativo descenso de las temperaturas, a partir del día 15. El ascenso de temperaturas de los días 30 y 31 se debió a una situación sinóptica muy similar a la expuesta para los 2 episodios anteriores.

Las situaciones anticiclónicas dominaron el escenario sinóptico sobre las islas durante el mes de julio, siendo éstas las que originaron las precipitaciones registradas, en general débiles aunque dentro de la normalidad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios