Canarias empeoró la gestión de la dependencia en 2021. / ARCADIO SUÁREZ

Canarias, la peor región de España en la gestión de la dependencia en 2021

Aunque el archipiélago fue una de las comunidades donde más aumentó el número de beneficiarios, un 10,8%, subió también la lista de espera un 23,1%

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran canaria

El pasado año Canarias se situó como la última región en la gestión de la dependencia. Así lo pone de relieve el último dictamen del Observatorio Estatal de la Dependencia que presentó ayer la Asociación de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales.

El ranquin, que tiene en cuenta hasta 16 ítems, desde el limbo de la dependencia, personas que tienen derecho a alguna de las prestaciones del sistema pero no la reciben hasta el tiempo medio de espera por el plan individualizado de atención (PIA) o el equilibrio entre servicios y prestaciones económicas, sitúa a Canarias a la cola de España bajando un puesto con respecto al año anterior, que se mantenía por encima de Cataluña.

Las islas solo aprueban en tres de los 16 ítems

El archipiélago solo aprueba en tres de los 16 ítems, logrando un uno (puntuación máxima) en el porcentaje de personas que no obtienen grado sobre el total de las dictaminadas, en la tasa de variación interanual de expedientes de grado III y en la ponderación de cuantías de prestaciones económicas por grados.

Logra un 0,5 en el equilibrio entre servicios y prestaciones económicas y otro en el empleo generado por el sistema de dependencia, pero no puntúa en nueve de los 16 parámetros analizados y resta por el enorme número de personas que acabaron en 2021 formando parte del limbo, por la baja tasa de variación interanual de personas atendidas sobre las personas beneficiarias con prestación efectiva.

943 días en el limbo

Las islas fueron en 2021 la comunidad en la que más tiempo se espera por el plan individualizado de atención (PIA), demorando la prestación a la que se tiene derecho, ya sea económica o de servicios, 942,90 días, es decir, el tiempo medio del limbo es de dos años y medio.

La siguiente peor comunidad es Andalucía, donde se reduce con respecto a Canarias un año, mientras que la mejor fue Castilla y León, que aunque empeoró sus datos en 2021 es la mejor comunidad en la gestión de la dependencia. Allí el tiempo medio de espera es de 116'82 días.

Además, Canarias mantenía en el limbo al 38,5% de las personas que tenían derecho a la prestación, la cifra más alta del conjunto del país.

Solo 785,17 euros, la tercera por la cola

Otro mal dato en las islas es el gasto público en dependencia en relación a la población potencialmente dependiente en 2021. En Canarias fue de 785,17 euros, la tercera por la cola, solo por delante de Aragón y Asturias. La diferencia con la media del conjunto nacional es de 337,5 euros pues se situó en los 1.122,67.

En este ítem País Vasco, con 1.578,03 euros y Cantabria, con 1.419,71 están a la cabeza.

Para la asociación es un indicador más de la brecha entre comunidades, especialmente entre las del norte y el sur de España.

Más personas con derecho a prestación

En el análisis que realizan teniendo en cuenta el plan de choque que puso en marcha el Ministerio de Derechos Sociales para reducir las listas de espera de dependencia la asociación destaca que Canarias, aunque también recibió ayuda económica para ello, aumentó el limbo un 23,1%. La nota positiva, no obstante es que el archipiélago es también una de las comunidades donde más aumentó el número de personas con derecho a prestación en 2021, en concreto un 10,8%, solo por detrás de Valencia, que subió un 11,8%, y por delante de Asturias, que aumentó un 9,2%.

En el conjunto de España se obtuvieron «datos positivos» por primera vez en una década en dependencia, con lo que el plan de choque ha iniciado la «recuperación del sistema de atención a la dependencia», reconocen.

Dependencia ha contratado a 50 personas

Los datos de Canarias en 2022 han comenzado a mejorar. De hecho en febrero de este año 10.411 personas en las islas estaban en el limbo y en marzo se redujo en 890 personas -un 8,5%- una cifra «histórica» según reconoció a este periódico la directora general del área, Marta Arocha.

Esta diferencia la explicaba a propósito de varios cambios. Por un lado la incorporación de medio centenar de personas a los equipos de valoración. Por otro, la orden que Arocha dio de que se priorice las ayudas directas, es decir, a falta de plazas residenciales que se apruebe la ayuda por prestación de servicio. Además también se ha hecho el encargo a la a Fundación Tutelar Canaria para la Acción Social de que sus trabajadoras sociales se hagan también valoraciones y propuestas del plan de atención individualizado (PIA).

Ocho de las 17 comunidades empeoran sus datos

Canarias es una de las ocho comunidades que empeoraron los datos de dependencia en 2021 con respecto al año anterior. Al perder 0,5 puntos pasó de la penúltima a la última posición. La que más perdió fue Galicia, 2,4puntos con respecto al ranquin del año anterior. También tuvieron peores resultados País Vasco, Castilla y León, Extremadura, Navarra, Cantabria y Murcia