Imagen de la operación. / Vídeo: Atlas

Cae en Málaga la organización de tráfico de marihuana europea más activa

La red, que incluso utilizaba un autobús para transportar la droga, ha sido completamente desarticulada en una operación que se ha saldado con más de un centenar de detenciones

ÁLVARO FRÍAS | JUAN CANO

Estaban asentados en la provincia de Málaga. Desde unas lujosas viviendas en una urbanización de Estepona, los líderes movían los hilos de la que es considerada por los investigadores como la organización más activa de Europa dedicada al tráfico de marihuana. Sin embargo, toda la infraestructura y la jerarquía de esta banda ha caído. Ha sido completamente desmantelada en una intervención policial, que se ha saldado con más de un centenar de detenciones.

La investigación, conjunta de la Guardia Civil y la policía polaca y coordinada por Eurojust y Europol, se inició en septiembre de 2019. Fue entonces cuando los agentes de la Benemérita se enteraron de que una organización de narcos se había asentado en la provincia de Málaga y que se dedicaba a transportar hasta Polonia grandes cantidades de marihuana y hachís desde diversos puntos de Andalucía.

Los guardias civiles localizaron a los considerados cabecillas de la banda. En concreto, eran los líderes de una organización polaca, que residían en una urbanización de lujo ubicada en Estepona. Además, se apoyaban en otras redes mafiosas, con las que tenían vínculos y que se asentaron en la provincia de Granada, que se convirtió en el principal punto de abastecimiento de marihuana.

Imagen de parte de la droga incautada.

A través de los canales de colaboración internacional, el Instituto Armado contactó con la División Especial de Narcotráfico y Crimen Organizado de la Policía de Polonia (CBSP). Poco a poco fueron descubriendo como funcionaban estas organizaciones y a ponerle cara a sus integrantes. En concreto, la cúpula estaría formada por uno de los principales narcotraficantes polacos y, además de personas de esta nacionalidad, habría otros líderes de Bulgaria, Marruecos y España.

Contaban con una estructura muy jerarquizada, encabezada por el narco polaco y sus lugartenientes. Estos últimos explotaban cada uno de ellos una de las provincias bajo su responsabilidad, ya que no solo se encontraban asentados en Málaga y Granada, sino también en zonas de Cádiz y Valencia.

Para el transporte de la marihuana y de hachís, los narcos usaban sofisticados dobles fondos realizados en camiones, turismos e incluso en un autobús. Los conductores eran también uno de los puntos clave para el funcionamiento de esta red de tráfico de drogas, por lo que llevaban a cabo un riguroso proceso de selección en Polonia.

En la fase de explotación de esta investigación, los agentes han llevado a cabo la detención de 110 personas y han realizado 78 registros en las provincias implicadas. Entre otros efectos, se han intervenido una tonelada y media de cogollos de marihuana envasados al vacío, más de 20.000 plantas, 91 kilos de hachís y otros 43 de cocaína.

También se ha golpeado la estructura económica de la organización, con más de medio millón de euros en efectivo incautado, y se han localizado bienes de la banda valorados en cinco millones de euros. También se han decomisado ocho armas de fuego, otros tantos camiones, un autobús y 26 vehículos, siempre según han informado desde el Instituto Armado.

La operación ha sido desarrollada por el OCON-SUR, el Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el Narcotráfico (CRAIN), el Grupo de Acción Rápida (GAR), la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS) Servicio Aéreo y las Comandancias de Málaga, Valencia, Cádiz, Granada y Toledo y dirigida por Juzgado de Instrucción número 2 de Sagunto (Valencia).