«Las urgencias traumatológicas se incrementan en verano»

03/07/2019

Las urgencias traumatológicas que se producen con mayor frecuencia durante la época estival son las relacionadas con los esguinces articulares, las fracturas en extremidades, los dolores de columna y las lesiones derivadas de accidentes de tráfico, explica el doctor Antonio Guerra Jiménez, especialista del Hospital Perpetuo Socorro.

— ¿Son frecuentes las urgencias traumatológicas en verano?

— Efectivamente se incrementan de forma considerable. Se estima que las urgencias por causas traumatológicas pueden aumentar hasta un 20% en verano. Este tipo de casos es posible tratarlos con gran agilidad en Hospital Perpetuo Socorro a través de la unidad de Urgencias, ya que cuenta con un servicio de traumatología abierto también durante todo el año las 24 horas del día, al igual que la unidad de Tráfico, destinada para los pacientes que hayan sufrido un accidente vial.

— ¿Por qué?

— El verano, con las vacaciones y las buenas temperaturas, propician que la gente salga más a la calle e incremente las actividades en general y las deportivas en particular. Además aumentan los desplazamientos por carretera, especialmente en las famosas operaciones salida en los días álgidos de inicio de las vacaciones y posteriormente en los de vuelta, lo que suele traducirse en un alza de los siniestros de tráfico. Por último, el calor y el ejercicio físico en personas que no suelen practicarlo durante el resto del año y sin ciertas precauciones, conforman las circunstancias que suelen provocar el aumento de las lesiones.

— ¿Cuáles son las más habituales?

— Las consultas que se producen con mayor frecuencia durante la época estival son las relacionadas con los esguinces articulares, las fracturas en extremidades, los dolores de columna y las lesiones derivadas de accidentes de tráfico, ante los que no debe tocarse ni moverse a los afectados salvo que sea imprescindible esperando la llegada de los servicios de Emergencias .

— ¿Qué medidas podemos tomar para evitar su aparición?

— Hay lesiones que obviamente no se pueden prevenir ya que son producto de traumatismos accidentales pero siempre es una buena medida ir con cuidado y en el caso de los siniestros viales ser precavidos, cumplir las normas de circulación y evitar el consumo de sustancias que puedan suponer un riesgo al volante. Ante lesiones por sobrecarga sí es posible evitar la mayoría de los casos con medidas básicas como efectuar un correcto calentamiento previo antes de realizar el esfuerzo físico y un buen estiramiento al finalizar. Además debe tenerse en cuenta los límites de nuestro cuerpo para adaptar el ejercicio a nuestro estado e ir incrementándolo de forma paulatina. También debe tenerse en cuenta una correcta alimentación e hidratación, fundamental todo el año pero aún más importante en verano por la subida de las temperaturas y evitar en lo posible practicar deporte en las horas centrales del día, especialmente los días de mucho calor.

— ¿Si ya se han producido cómo debemos tratarlas?

— Ante cualquier lesión lo primero es evitar el movimiento en la zona y aplicar frío antes de acudir a un servicio de urgencias que será el que determine la gravedad, el diagnóstico y el tratamiento adecuado para cada caso. Normalmente la recuperación precisará de reposo, aplicación de frío, compresión y elevación, lo conocido como el método RICE pero dependiendo de cada caso puede ser precisa una reducción de la lesión (colocar el hueso o articulación en su sitio), una intervención quirúrgica o rehabilitación posterior.