«Hay que mentalizar al niño ante la vuelta al cole»

01/09/2018

El especialista en Pediatría, Antonio Guerra García de Celis, da algunos consejos para que los niños y niñas se adapten más fácilmente a la rutina del colegio tras los meses de vacaciones del verano. El regreso a clase supone un cambio brusco y rápido y, en ocasiones, es algo complicado porque requiere disciplina y cierto esfuerzo.

ETIQUETAS:

canarias7 / las Palmas de Gran Canaria

— ¿Es estresante la vuelta al colegio para los niños?

— Volver nuevamente a la rutina del colegio tras los meses de vacaciones del verano supone un cambio brusco y rápido. Supone retornar a los horarios y ajustarse nuevamente a la disciplina, los deberes, y en definitiva, que se produzca una adaptación familiar a este nuevo curso. En general es una situación bien aceptada pero en ocasiones es algo complicada porque supone adaptarse a nuevos profesores y disciplinas que pueden generar en algunas ocasiones estrés. No obstante es sólo cuestión de tiempo volver a la normalidad.

— ¿Y para los más pequeños que comienzan la guardería?

— Para los niños que comienzan en guardería suele resultar en principio una situación traumática ya que comienzan una nueva fase en sus vidas y no sólo para ellos sino también para los padres o tutores. La separación les crea al principio miedo e inseguridad que se irá disipando al relacionarse con otros niños.

— ¿Qué medidas pueden mitigar ese inicio?

— Para suavizar los comienzos de los niños en la guardería en primer lugar hay que mentalizar al niño un tiempo antes, indicándole qué es la guardería, que se va a encontrar con otros amiguitos, que va a jugar, a cantar y en general a divertirse. Además es importante que tengan toda la información posible sobre la escuela, lo cual será útil tanto para ellos como para sus padres ya que conocer las instalaciones, a los cuidadores y su funcionamiento les dará mayor seguridad.

— ¿Y para los más mayores?

— En primer lugar debe existir una relación de cooperación entre padres y profesores que sirva para fomentar la integración de los escolares en los diferentes grupos que se conformen. Además se debe programar el tiempo de estudio, los deportes y los juegos. Esto es fundamental para el buen desarrollo del menor y una buena adaptación al entorno social así como una buena rutina de descanso y un horario apropiado para dormir, cuestión fundamental.

— ¿Qué pautas deben seguirse ante el ejercicio físico y la alimentación?

— El aporte de una buena alimentación repartida en cinco tomas al día es muy importante, especialmente un buen desayuno. Un niño mal alimentado implica un menor rendimiento escolar y son más propensos al sueño en el colegio a presentar obesidad. Por otro lado se debe estimular el ejercicio físico, adaptado a la edad del niño. Lo ideal sería una hora al día. También es importante evitar el sedentarismo controlando los horarios de televisión o de uso del ordenador.

— ¿Qué otras recomendaciones considera importantes?

— Es importante la higiene personal, tanto la ducha diaria como el lavado de manos, sobre todo antes de cada comida, tras jugar y si se va al baño, lo que colaborará a prevenir el contagio de enfermedades durante el curso. También mantener las uñas limpias con cepillado y lavarse los dientes tras las comidas. Pueden y suelen haber epidemias de piojos. En caso de detectarlos debe usarse el tratamiento prescrito por su pediatra y nunca utilizar pediculicidas como prevención pues crean resistencia contra los parásitos. Además debemos tener un especial cuidado con la espalda, cadera y pies. Para evitar lesiones se recomiendan mochilas homologadas y no llevar cargas pesadas. También es relevante utilizar un buen calzado confortable para caminar y fácil de poner y quitar. Por último, el lugar de estudio debe estar bien ventilado y ser confortable con una mesa y silla apropiada, donde prime el apoyo de la espalda y los pies lleguen al suelo.