La Consulta de Francisco Sierra

«El tratamiento del dolor puede mitigar las migrañas»

15/09/2018

El doctor Francisco Sierra nos habla de uno de los tipos de cefalea, o dolor de cabeza, más frecuente. La migraña suele acompañar a quien la padece toda la vida y se caracteriza por episodios recurrentes, por eso es importante tratar a quien la padece

ETIQUETAS:

— ¿Qué es una migraña?

— Se trata de uno de los tipos de cefalea, más conocida como dolor de cabeza, más frecuente. De tipo primario y también conocida como jaqueca, causada por la activación de un mecanismo encefálico que provoca que se liberen sustancias inflamatorias que son las responsables de la aparición de dolor alrededor de los nervios y vasos sanguíneos de la cabeza. La migraña suele acompañar a quien la padece toda la vida y se caracteriza por episodios recurrentes. Existen dos tipos: la migraña con aura y sin ella.

— ¿Qué síntomas las distinguen?

—El síntoma general más característico son las náuseas junto, claro está, el dolor en la cabeza. Suele presentarse en un solo lado y/o a modo de palpitaciones de intensidad moderada a severa; empeora con la actividad física ordinaria; puede durar desde algunas horas hasta algunos días. De forma más concreta según el tipo de jaqueca existente, la hipersensibilidad a la luz, al ruido y a los olores, así como las náuseas y vómitos destacan en la migraña sin aura. Mientras, en la migraña con aura resaltan los signos como las alteraciones de la visión y, en casos excepcionales, convulsiones motoras parciales.

— ¿Es muy incapacitante?

— Efectivamente se trata de una enfermedad altamente incapacitante. Hasta el punto de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la migraña como la segunda enfermedad neurológica más discapacitante y se estima que afecta al menos a uno de cada siete adultos en todo el mundo. En casos severos y/o crónicos, es decir, que tienen episodios más de 15 días mensuales, es más que recomendable el acceso a una unidad de tratamiento del dolor como la existente en Hospital Perpetuo Socorro, que ayude a mejorar la calidad de vida de los pacientes y minimice el enorme sufrimiento que provoca.

— ¿Cuándo es recomendable esta alternativa?

— En los pacientes con pocas crisis, es decir, menos de dos o tres mensuales, suele bastar con un tratamiento analgésico y preventivo, evitando posibles desencadenantes como algunos alimentos como el chocolate, la cafeína, el alcohol, el estrés y la ansiedad, la falta de sueño o la fatiga así como algunos olores, luces o ruidos intensos o cambios hormonales, entre otros. Si la frecuencia es más elevada o crónica y no funcionan estas opciones es momento de barajar con el neurólogo la posibilidad tratamientos del dolor que mejoren la calidad de vida.

— ¿Qué tratamientos estarían indicados en estos casos?

— En estos casos existen opciones avanzadas como los bloqueos y/o la radiofrecuencia de los nervios craneales e incluso la colocación de electrodos epicraneales que contribuyen a aliviar los síntomas para que la alteración de la vida familiar, social y laboral que provocan sea la menor posible. El uso de toxina botulínica en la musculatura craneal es una opción que está presentando excelentes resultados disminuyendo gradualmente el uso de otros tratamientos, el número de días de dolor y las visitas a Urgencias.