Borrar
Un agente de la Guardia Civil. GC
La broma telefónica de una menor puede costarle más de 100.000 euros

La broma telefónica de una menor puede costarle más de 100.000 euros

La joven, de 14 años, llamó al 112 con un distorsionador de voz y dijo que había colocado un artefacto explosivo en un centro educativo de Rincón de Soto | El aviso provocó que se movilizaran numerosos efectivos de seguridad y que se desalojara el colegio temporalmente

L.R.

Martes, 25 de abril 2023, 09:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja han investigado a una joven de 14 años como presunta autora de un delito de desórdenes públicos tras llamar al 112 y decir que había colocado una bomba en el colegio González Gallarza de la localidad de Rincón de Soto.

Los hechos que han dado origen a la investigación de esta joven se iniciaron sobre las 08.20 horas de este lunes, cuando la Guardia Civil recibió un aviso del 112 para comunicar que una persona había realizado una llamada utilizando un distorsionador de voz para advertir de la colocación de un artefacto explosivo en el interior del instituto.

De manera inmediata, la Guardia Civil desplazó al lugar de los hechos a las unidades de Seguridad Ciudadana, Servicio Información, así como también al Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos (Gedex) y a las unidades caninas especializadas en la detección de explosivos, para verificar la veracidad de la alerta, así como para garantizar la seguridad ante las posibles eventualidades que pudieran surgir.

Una vez de se desalojó a las 85 personas que se encontraban en las instalaciones -alumnos y profesores-, se llevó a cabo un exhaustivo reconocimiento de todas las dependencias del instituto, sin hallar artefactos explosivos, comprobando que se trataba de una falsa alarma.

Tras ello, agentes del puesto de Aldeanueva de Ebro y del Servicio de Información iniciaron una investigación para identificar al autor/es de la llamada, que resultó ser una joven de 14 años, con la participación de otras dos menores de 12 y 13 años, ambas inimputables. Las actuaciones han sido puestas a disposición de la Fiscalía de Menores.

Delito contra el orden público

Desde la Guardia Civil se recuerda que realizar llamadas de este tipo constituye un delito contra el orden público tipificado en el artículo 561 del Código Penal:

Quien afirme falsamente o simule una situación de peligro para la comunidad o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, asistencia o salvamento, será castigado con la pena de prisión de «tres meses y un día a un año o multa de tres a dieciocho meses».

Además, Ley 1/2011, de 7 de febrero, de Protección Civil y Atención de Emergencias de La Rioja, tipifica como infracción muy grave: realizar llamadas de mala fe, que comuniquen avisos falsos, al teléfono de urgencias y emergencias 112, cuando este hecho produzca la movilización de recursos. Esta infracción lleva aparejada una «pena de multa de 100.001 a 2.000.000 de euros».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios