Blas Cabrera Felipe, entre los científicos que recuperan honores académicos

30/01/2019

El Gobierno mantendrá su rumbo en defensa de la Memoria Histórica para poder "cerrar las heridas con la verdad" y sostener los valores democráticos en un momento en que "aparecen nubarrones sostenidos sobre la irracionalidad". Así lo expresó la vicepresidenta, Carmen Calvo, en el acto que restituyó este miércoles las medallas académicas a siete científicos que fueron despojados de ellas en 1941, entre ellos el físico canario Blas Cabrera Felipe.

Calvo ha hecho esta advertencia en un acto dedicado a los siete miembros de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales quienes, por razones políticas o ideológicas, fueron despojados de sus medallas académicas en 1941 y a los que "hoy queremos restituir el honor y la memoria".

Junto al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, y al presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Jesús María Sanz Serna, el Gobierno ha querido reparar esta injusticia y recuperar el honor y la memoria de estos científicos españoles con la entrega de un diploma honorífico.

Los siete investigadores homenajeados son el farmacéutico Enrique Moles Ormella -el único que volvió del exilio y fue encarcelado e inhabilitado de por vida-, Ignacio Bolívar y Urrutia, entomólogo y naturalista que impulsó el desarrollo de la ciencia biológica; Honorato de Castro y Bonel, matemático y físico dedicado a la astronomía y político republicano.

Enrique Hauser y Neuburger, ingeniero de Minas nacionalizado español que instaló el primer tranvía Bilbao-Santurce; Emilio Herrera Linares, un aviador militar que ayudó a Juan de la Cierva a diseñar el autogiro y que diseñó una escafandra autónoma considerada el prototipo del traje espacial.

Pedro Carrasco Garrorena, físico dedicado a la astronomía y especialista en la corona solar, y Blas Cabrera y Felipe, amigo personal de Santiago Ramón y Cajal y de Albert Einstein, que fue un físico experimental que hizo algunas herramientas de medidas que todavía hoy siguen siendo de una asombrosa precisión.

Libertad y pluralismo

Visiblemente emocionada, Calvo ha llamado a preservar una España que albergue "absolutamente a todos" con libertad y pluralismo político, donde "no ocurra ni una sola vez más" la tragedia que supone desprenderse de los mejores, como ocurrió con el exilio causado por la guerra civil y la dictadura, que provocó la descapitalización de "lo mejor que había producido la ciencia y la cultura españolas".

"No nos hemos recuperado todavía de esta descapitalización", ha lamentado la vicepresidenta, tras recordar que entonces se truncó el sueño de una España que quería salir de su aislamiento "con las luces de la racionalidad tan puesta en cuestión en estos momentos".

Acto de justicia tardío

Aquellos representantes de la cultura y la ciencia se vieron obligados a huir por "una situación injusta y sangrienta" de la que aún no se ha recuperado el país, ha insistido Calvo, antes de reconocer que la ceremonia celebrada ahora es "un acto de justicia que llega muy tarde".

En todo caso, ha defendido la importancia de restituir "el nombre, el honor, el prestigio y el servicio inmenso que hicieron a su país los siete científicos represaliados para "poder cerrar las heridas con la verdad" y ser capaces entre todos, de "trazar un futuro donde estas negruras no vuelvan".

Por su parte, Duque, promotor de este acto homenaje, ha destacado el importante papel de los científicos de principios del siglo XX que dieron lugar a la "Edad de Plata" de la ciencia, una generación cuyo "enorme talento" no tardó en traspasar fronteras y que "situó a España en el mapa de la internacional de la ciencia".

El exilio

La guerra civil española puso fin a la edad de plata y obligó a esta elite intelectual a exiliarse a países como Francia y México, que acogieron a miles de personas y "abrazaron el talento español".

En representación de los siete homenajeados, el nieto de Ignacio Bolívar, ha agradecido al Gobierno que "acto insólito de justicia, amistad y solidaridad" con los académicos represaliados que vivieron un "largo y desgarrador exilio por motivos ideológicos o políticos".

"Hoy los siete vuelven a esta casa con la frente alta y la mirada serena. España los honra de nuevo", ha dicho emocionado.

Al acto, que contó con la asistencia de muchos familiares de los siete exacadémicos, han asistido también personalidades como el exjefe de la diplomacia europea Javier Solana, la exministra de Educación Mercedes Cabrera y el expresidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Rafael Rodrigo.

  • 1

    ¿Las 633 plazas que propone Sanidad para la nueva oferta de empleo serán suficientes para mejorar la asistencia a los pacientes?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados