Un avión de Iberia Express en el aeropuerto de Barajas. / EP

Las heladas complican la vuelta a la normalidad de Barajas hasta el jueves

El aeropuerto madrileño no operará todos sus vuelos al menos hasta el jueves por la tarde porque la nieve y el hielo impiden acoger aún todos los aterrizajes

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

La borrasca Filomena sigue teniendo consecuencias en nuestro país, sobre todo por las difícil tarea de volver a la normalidad por las bajas temperaturas, que está marcando récord en muchos puntos de la geografía. Este miércoles el aeropuerto de Barajas amaneció a -12 grados, una temperatura que no se registraba desde el año 1963, lo que no ayuda a las tareas de limpieza de las pistas para el despegue y aterrizaje de los aviones.

Por ello, Eurocontrol avisa a través de su web de que la limitación operativa de Barajas se extenderá aún hasta este jueves por la tarde porque el hielo y la nieve siguen impidiendo el normal funcionamiento de la actividad del aeropuerto. Los despegues están operando con relativa normalidad, pero las llegadas tienen muchas más limitaciones porque las placas de hielo dificultan que el aeropuerto tenga capacidad para albergar a todos los aviones que tenían previsto llegar a Madrid.

Aún así, desde Aena confirman que las terminales T1 y T4 están «operativas», aunque reconocen que la recuperación del tráfico aéreo está siendo «muy gradual» y que solo hay dos pistas en funcionamiento. Las aerolíneas están «coordinando» con el aeropuerto la comunicación a los pasajeros, a los que se les sigue aconsejando que no acudan a su terminal hasta que la compañía aérea no confirme su vuelo. En el día de ayer se operaron 200 vuelos, dos tercios de lo habitual antes de la tormenta. En la mañana de este miércoles se han operado 50 vuelos, según datos del gestor.

Para el día de hoy Iberia tiene previsto operar el 80% de sus vuelos de largo radio (Latinoamérica y Estados Unidos) y solo el 60% de los de corto y medio recorrido (conexión en España y Europa), así que aún hoy un alto número de vuelos se cancelarán pero menos que ayer, cuando solo se operó el 50%.

Desde Aena ya se ha confirmado a los viajeros que debido a los retrasos, cancelación o reprogramación de muchos vuelos a causa del temporal de nieve en nuestro país, no se requerirá la realización de una nueva PCR a los viajeros afectados que procedan de países de riesgo y se les haya caducado su prueba (validez de 72 horas).

En la estación de Atocha la circulación de trenes también va recuperando la normalidad. Ya hay trenes circulando pero aún menos que antes del temporal y los AVE van más lentos por la obligación de reducir la velocidad por el hielo en las vías o la acumulación de nieve por algunas zonas. Algunos trenes suspendidos hasta ahora se han retomado, como la línea de media distancia entre Madrid y Jaén.

En cuanto a las carreteras, un total de 441 carreteras permanecen afectadas por el temporal, según los últimos datos de la DGT, 26 de ellas de la red principal. La provincia más perjudicada sigue siendo Toledo un día más, donde permanece cortada la CM-43 a la altura de Illescas, y es obligatorio el uso de cadenas en la CM-41 en Cedillo del Condado. En la red secundaria un total de 56 carreteras siguen teniendo prohibida la circulación y en 88 es obligatorio el uso de cadenas.

Los supermercados llenan sus estanterías

El otro foco de conflicto en estos días tras el temporal han sido los supermercados, por la falta de alimentos en muchos de ellos, aunque las cadenas de distribución siguen insistiendo en que el abastecimiento «está garantizado». Sin embargo, muchos vecinos han notado en sus supermercados que muchas estanterías estaban vacías, sobre todo las de productos frescos como la carne, las verduras o la fruta, debido al cierre de Mercamadrid por el temporal. Este martes este inmenso centro logístico por fin volvió a abrir sus puertas y retomó su actividad, con la entrada de más de 1.000 camiones a sus instalaciones, un 20% más a lo habitual.

Así, los mercados pudieron ir llenando sus lineales de productos que hacía días que no llegaban por la dificultad del transporte. Desde Asedas, la Asociación de Distribución y Supermercados, aseguran que algunas tiendas del centro de la capital puede seguir presentando ciertos problemas de abastecimiento porque hay calles que aún no se han limpiado de nieve.

Mercamadrid. / Efe