Los bancos de alimentos ponen en marcha una nueva campaña para recaudar donativos. / cober

El Banco de Alimentos prevé un incremento del 20% de la demanda de ayuda

Este aumento, explican, se debe a la «la tormenta perfecta» de circunstancias: subida del IPC, encarecimiento de la cesta de la compra por el coste del combustible, la pandemia y la guerra de Ucrania

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

El presidente de la Federación Española del Banco de Alimentos (Fesbal), el grancanario Pedro Llorca, prevé un aumento de la demanda de ayudas del 20% este año, fruto de lo que ha llamado la «tormenta perfecta» en referencia al «aumento de la inflación, la carencia de productos, la huelga del transporte, el covid que no termina de irse..».

Llorca advirtió que eso significa que «decrece el número de kilos que podemos comprar» al tiempo que caen las donaciones de empresas y cuidadanía. «Todo ello nos obliga a poner en marcha medidas imaginativas» y en ese contexto enmarca la campaña que presentó este viernes, 'Ningún hogar sin alimentos' en la que colabora CaixaBank y la Fundación la Caixa.

12.000 personas más en Canarias

En enero de 2021 el número de beneficiarios del Banco de Alimentos de Las Palmas se situaba en unos 29.000, pero fue aumentando hasta que llegaron a más de 38.000.

En enero de 2022 atendían 34.381 personas y hoy son unas 28.000. En Canarias el pasado año más de 60.000 personas acudieron a los bancos de alimentos. Una subida del 20% como la que prevé el presidente de Fesbal representa atender a 12.000 personas más. En todo el territorio los Bancos de Alimentos cuentan con 1,5 millones de usuarios.

Nueva campaña

La campaña, que se hará en toda España, y espera alcanzar donativos por valor de 4 millones de euros , que se invertirán por completo en comida. Esta es la tercera campaña con La Caixa y Caixa Bank que recaudó entre los años 2020 y 2021 unos 5,5 millones de euros. « Todo lo que recaudamos se transforma en alimentos», apuntó Llorca..

«Le pido a la ciudadanía que nos ayude, que entre en la página web 'Ningún hogar sin alimentos', o que vaya a un cajero o que lo haga por Bizun (38014)», añadió.

La incertidumbre hace caer los donativos

Este no e el «peor momento» de los Bancos de Alimentos, reconoció Llorca. «hubo un momento grave que fue 2020 ahí tuvimos un crecimiento exponencial que se fue atenuando. Cuando salimos en 2020 a pedir dinero y alimentos tuvimos una respuesta muy importante por parte de la sociedad. Pero es verdad que con el paso del tiempo nos hemos ido cansando y agotando y han ido decreciendo las donaciones», reconoció.

En Canarias «estamos en una situación difícil por la concurrencia de una serie de circunstancias derivadas de la guerra de Ucrania y el encarecimiento de la energía. Ucrania es el granero de Europa y alimentos como el aceite de girasol casi han desaparecido o se venden a unos precios brutales».

Los lotes se han reducido en un 10%

La consecuencia es que los bancos de alimentos, señaló Llorca, han reducido en un 10% los lotes que entregan a las asociaciones y entidades sociales colaboradoras, casi 9.000 en toda España. «La incertidumbre es el peor enemigo para nosotros. Cuando a tu alrededor se sigue incorporando gente a la pobreza, a la necesidad, lógicamente te vuelves cauto. Ha habido mucha gente tremendamente generosa en situación de precariedad, pero si antes daba 10 ahora da seis o cinco», afirmó.