Asesinato machista en la calle La Naval

05/04/2020

Una mujer, de 78 años, fue asesinada en la mañana de este sábado presuntamente a manos de su marido, de unos 65 años, en la vivienda familiar ubicada en la calle La Naval, en el barrio de La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria. El presunto autor del asesinato machista se entregó a la Policía tras confesar la autoría del crimen.

Una mujer, identificada como E.P.G, de 78 años y de nacionalidad española, fue asesinada presuntamente a manos de su marido, J.P.A., de 65 años, en la vivienda familiar en la calle La Naval, en el barrio de La Isleta en Las Palmas de Gran Canaria. Fue la Policía Nacional la que alertó sobre las 07.00 horas de este sábado al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112 del Gobierno de Canarias del crimen tras confesar su autoría a los agentes el presunto autor del mismo. La pareja no tenía hijos, según confirmaron fuentes cercanas a los hechos.

Al lugar del asesinato se dirigieron una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC), agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria. El personal sanitario no pudo hacer nada por salvar la vida de la mujer, de 78 años, por lo que solo pudieron certificar su fallecimiento. Al llegar al lugar los agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención del presunto autor del crimen, quien no opuso resistencia. Al parecer el hombre habría confesado la autoría del crimen a los agentes. El arrestado ejercía como cuidador de su mujer que presentaba un avanzado deterioro cognitivo desde hacia años, un estado que había ido empeorando.

En el lugar se quedaron agentes del citado cuerpo a la espera de la llegada de la autoridad judicial de guardia para proceder al levantamiento del cadáver y posterior traslado al Instituto de Medicina Legal de Las Palmas donde se le practicará la autopsia para determinar las causas de su fallecimiento. Los primeros indicios apuntan a una muerte por asfixia.

El Grupo de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas se ha hecho cargo de la investigación del crimen que de momento confirman que se tratad e un caso de violencia machista. Según confirmaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias la víctima había denunciado en dos ocasiones previas a su marido por violencia de género la última en 2019, si bien la fallecida no quiso continuar con el procedimiento por lo que no se acordó medida alguna de protección por parte de la Juzgado de Violencia sobre la mujer. De hecho, tanto ella como él negaron ante la justicia dichos episodios violentos. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no estaban llevando a cabo medidas de seguimiento ni protección en este caso.

Este es el primer asesinato machista en lo que va de año en Canarias. y la 18 en todo el país. Desde el 2003 han sido asesinadas a manos de sus pareas o exparejas 1051 mujeres. Es el segundo asesinato machista desde que se decretó el Estado de Alarma.

Condena unánime

«Como directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI) y en nombre de todo nuestro equipo manifiesto públicamente nuestro más absoluta y total repulsa y condena ante este nuevo caso de feminicidio. Estamos ante la víctima 1051 a nivel estatal y la víctima número 93 a nivel de nuestra comunidad autónoma, atendiendo a la ley de Canarias, según cifras oficiales. Desde el Instituto Canario de Igualdad (ICI) mostramos nuestro más sincero pésame y dolor a la familia de la víctima», afirmó Kika Fumero, directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI).

Fumero anunció que están intentado contactar con la familia de la fallecida para activar el Dispositivo de Emergencias de Mujeres Agredidas (Dema) un recurso a disposición de las víctimas y de sus familias. «Para acompañarlas en un momento así y darles la atención que necesiten tanto psicológica como jurídica o aquella que se necesite en estos momentos, máxime en unos momentos tan delicados como los que estamos viviendo en este Estado de Alarma y confinamiento obligado. Sabemos que no son casos asilados y su antídoto primero para la prevención y con el fin de ir subsanando este problema social, esta enfermedad social es la coeducación permanente no revisable y con esta mirada coeducativa y preventiva seguiremos trabajando mano a mano con otras instituciones y sociedad civil ya que la violencia de género es transversal y nos compete a todos», subrayó.