c7

Archivada la denuncia por delito de odio contra el obispo de Tenerife

Según la fiscalía no existen indicios suficientes que determinen que Bernardo Álvarez haya cometido el delito

CANARIAS7 Santa Cruz de Tenerife

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha archivado las diligencias de investigación contra el obispo de de Tenerife, Bernardo Álvarez, por la comisión de un presunto delito de odio cuando declaró en un programa de Televisión Canaria que la homosexualidad era un « pecado mortal« y la equiparó al alchoholismo.

Así lo ha adelantado este martes la Cadena SER, que añade que la fiscalía incoó diligencias de investigación de oficio recabando en este tiempo diversas pruebas para finalmente archivar la denuncia debido a no existir indicios suficientes para determinar que el máximo dirigente de la Iglesia en la provincia de Santa Cruz de Tenerife cometiera un delito de odio.