Investigación

Agricultura «de precisión» con sensores y drones

05/04/2018

Controlar la temperatura de la tierra. Saber qué zona de una plantación necesita riego y cuál algún abono. O descubrir cuándo es el momento idóneo para recoger la cosecha es algo que en la agricultura se hace por intuición y, quizás, muy pocos parámetros medibles. El proyecto Platino espera cambiar esta situación y lograr una «agricultura de precisión».

Más de una treintena de ingenieros se reúnen hasta hoy en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) para «lanzar» el proyecto Platino, una propuesta avalada por cuatro universidades españolas, entre ellas la grancanaria y el Ministerio de Economía, que pretende hacer de la agricultura una actividad más eficiente al cruzar millones de datos sobre una cosecha.

El investigador de la ULPGC y director del proyecto, Sebastián López, explicó ayer que Platino consiste en la colocación de «sensores de diferente naturaleza» tanto en tierra como en «un dron». A través estos aparatos, que en su mayoría son artilugios más pequeños que un teléfono móvil, se obtendrá «información rica, variada y detallada de todo lo que está pasando en un cultivo», añadió.

Estos datos incluyen «la temperatura de la tierra o su humedad», continuó López, cifras que se cruzarán con las que proporcione el dron. En este caso se trata de otra tecnología pues lo que se proporcionará desde el aire son «imágenes hiperespectrales». Es decir, explicó López, «una imagen normal, como las que vemos en el ordenador, está construida con tres imágenes, una roja, una azul y una verde, que es lo que se llama RGB. En el caso de las imágenes hiperespectrales son cientos o miles de imágenes en diferentes longitudes de onda con lo que nos proporciona una información muy precisa», aclaró.

El proyecto Platino, nombre con el que han resumido la denominación real del mismo: Plataforma HW/SW distribuida para el procesamiento inteligente de información sensorial heterogénea en aplicaciones de supervisión de grandes espacios naturales, «trata de combinar toda esa información con algoritmos inteligentes –lo que se llama inteligencia artificial– para poder hacer agricultura inteligente o agricultura de precisión», explicó López. «Con toda esa información podemos decir, por ejemplo, que en una zona concreta del cultivo hay que regar, que en otra ya la puedes recoger la cosecha, o que hay que aplicar un pesticida. En lugar de decir, en general, toca regar y se riega todo». Con ello, abunda el experto, «se ahorran costes de riego» y, además, como se obtiene información «superprecisa y superdetallada de qué está pasando en tu cultivo en cada momento», hay menos pérdidas.

Sistemas similares se están aplicando ya especialmente en el sector vitininícola, dijo López. Platino también comenzará en este ámbito. En concreto ya están en conversaciones para implementarlo en los terrenos de Bodegas Bentayga, en Tejeda, y en los de Bodegas Teneguía, en La Palma. Pero esto será la última parte de un proyecto que ha logrado financiación para investigarlo durante los próximos tres años y en el que van a trabajar entre 45 y 50 personas.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con que investiguen todos los casos de bebés robados denunciados en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados