Uno de los cuatro integrantes de la llamada «manada de Callosa» llega a la Audiencia Provinical de Alicante. / efe

Los acusados de la 'manada' de Callosa reconocen la violación y piden perdón

Los cuatro jóvenes han manifestado que no se encontraban en pleno uso de sus facultades por el consumo de alcohol y drogas

EUROPA PRESS Alicante

Los cuatro jóvenes acusados de violar a una chica en grupo el 31 de diciembre de 2018 en una vivienda de Callosa d'en Sarrià (Alicante) han reconocido los hechos y pedido perdón a la víctima de forma «expresa» durante la primera sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Alicante.

Los cuatro están acusados de varios delitos de agresión sexual y descubrimiento y revelación de secretos y se enfrentan a penas que suman casi 200 años de prisión, a petición de la Fiscalía y de la acusación particular.

Los acusados, que tenían entre 19 y 24 años en el momento de los hechos, han asegurado que consumieron alcohol y drogas en «cantidades notables», según han informado tanto la acusación particular como la defensa en declaraciones a los medios de comunicación al término de la primera sesión de la vista, que se celebra a puerta cerrada en la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante.

Por tanto, todos ellos alegan que sus capacidades estaban mermadas como consecuencia de la ingesta de alcohol y drogas. El abogado de la víctima ve esta alegación como una atenuante «de tipo objetivo» con la que se muestra de acuerdo dado que pretendían que se alcanzara una conformidad y no se celebrara el juicio para que la joven no tuviera que pasar por este proceso.

Posibilidad de acuerdo

De hecho, los letrados de acusados y defensa han confirmado que existía una posibilidad de acuerdo entre las partes para una conformidad con penas de 18 años para el considerado cabecilla del grupo y 15 para los otros tres acusados.

No obstante, el ministerio fiscal se ha opuesto y se ha «desvinculado» de dicho acuerdo, según ha indicado la acusación particular. Por tanto, la vista se celebra y continuará en un próxima sesión con la declaración de la víctima.