Universo

Acallar el ruido de la Vía Láctea, clave para ir al inicio del Universo

16/10/2018

Ochenta investigadores de más de 10 países se dan cita esta semana en La Laguna para tratar lo que se sabe de la luz que se generó tras el Big Bang y las investigaciones futuras.

Mas de ochenta investigadores de una decena de países se reúnen esta semana en La Laguna para presentar los experimentos de última generación y la previsión de experimentos para las próximas décadas para «intentar caracterizar bien la señal que viene desde el origen del Universo; para saber qué es lo que ocurrió en la primera fracción de segundo después del Big Bang», explicó ayer José Alberto Rubiño, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y organizador del congreso internacional sobre radiación de fondo cósmico de microondas CMB-Foregrounds. Rubiño hizo hincapié en la importancia de avanzar en el conocimiento de las emisiones de la Vía Láctea que, dijo, impiden llegar al fondo cósmico de microondas, esa primera luz.

«Nuestra galaxia también emite en radio y esa emisión constituye un velo que impide ver con nitidez la luz más antigua que se generó instantes después del Big Bang», explicó Rubiño al tiempo que indicó que «caracterizar las emisiones de la galaxia y corregir ese ruido es fundamental». En el congreso, dedicado a la luz más antigua que se generó en el universo, «la que se conoce como fondo cósmico de microondas», se expondrán, entre otros, los resultados de los primeros años de observación con Quijote (del inglés Q-U-I Joint Tenerife Experiment), focalizado en la caracterización de la emisión de la Vía Láctea. «Los trabajos de Quijote van a ser fundamentales para corregir esa emisión de nuestra galaxia y poder acceder a esa primera señal del Universo», indicó Rubiño.

Durante el congreso también se presentaron los resultados finales de la misión Planck de la ESA, destinada a caracterizar esta señal primigenia del Universo, pero esos resultados, dice Rubiño, que dan una visión muy nítida de cómo es la señal en intensidad, «todavía no proporcionan una respuesta última de qué es lo que ocurrió en ese primer instante. «Serán los experimentos de nueva generación los que nos acerquen ese instante inicial» y, además, permitirán averiguar si hubo inflación y, «si realmente eso ocurrió, se deberían de haber generado esas ondas gravitacionales», añadió.

Acallar el ruido de la Vía Láctea, clave para ir al inicio del Universo
El experimento Quijote es único y fundamental los próximos años

El experimento Quijote, en el que participa el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), jugará un papel «fundamental» y «único» en la descontaminación de los datos que llegan de la Vía Láctea, asegura la investigadora Beatriz Ruiz Granados, que explica que «la señal de la Vía Láctea está superpuesta a la señal del primer instante del Universo», por eso hay que conocerla para filtrarla.

«Saber dónde estamos» es muy importante, pero también lo es saber «hacia dónde se va» en el conocimiento del fondo cósmico de microondas, dice Ruiz Granados porque los datos que ahora se conocen (gracias a la sonda Planck) van a variar con los experimentos en tierra. «El salto será cualitativo, sobre todo en entender las emisiones de las galaxias», asegura, al tiempo que sostiene que ahí Quijote «no tiene competidor, ni ahora, ni en el horizonte». El instrumento de baja frecuencia -entre 10 y 20 gigahercios (GHz)- de uno de los dos telescopios que están en el Observatorio del Teide es «único», asegura, y ofrece datos en una frecuencia que no se observan con ningún otro instrumento.

Beatriz Ruiz Granados cree que Quijote tiene una vida mínima de otros diez años.

  • 1

    ¿Se debe pagar a los profesores de la enseñanza no universitaria los sexenios pactados con el anterior Gobierno canario?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados