La Palma lleva una década cuidando del cielo

20/04/2017

El IAC ha luchado desde su constitución contra la contaminación lumínica del cielo nocturno y lo ha defendido como patrimonio científico, cultural y medioambiental. Esta semana se cumplen 10 años de la Declaración Starlight, que se probó en la Conferencia Internacional en Defensa de la Calidad del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas en 2007.

ETIQUETAS:

La Palma fue la primera Reserva Starlight del mundo certificada por la Iniciativa Starlight de la Unesco, una confirmación de que la Isla está comprometida en la defensa de la calidad del cielo nocturno para facilitar acceso a la luz de las estrellas. Y esta semana, La Palma está siendo epicentro mundial para la protección y conservación del cielo nocturno como un recurso científico, cultural, medioambiental y turístico coincidiendo con la celebración del décimo aniversario de la Declaración Starlight, que fue aprobada en la Conferencia Internacional en Defensa de la Calidad del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas el 20 de abril de 2007.

Durante toda la semana se celebrará en la Isla el congreso multidisciplinar internacional Preserving the Skies: 10th Anniversary of the Starlight Declaration. Este congreso netamente científico incluye ponencias y charlas magistrales acerca de la importancia de la conservación del cielo oscuro como un recurso cultural y científico, en beneficio del medio ambiente, de la biodiversidad y de la calidad de vida y como motor de un desarrollo sostenible. Además, se crearán una serie de grupos de trabajo de los que se pretende que salga un texto con el que se pretende reforzar el mensaje de la Declaración Internacional Starlight de 2007.

El congreso científico arrancó este miércoles con la conferencia inaugural, moderada por Francisco Sánchez, director-fundador del IAC, seguida de diversas de charlas temáticas, grupos de trabajo y mesas redondas en torno a cuatro grandes temas: los cielos oscuros y la cultura; los cielos oscuros y la biodiversidad; las nuevas tecnologías de iluminación; y los cielos oscuros como motores del desarrollo. Mañana, último día del congreso, además de las conclusiones, se crearán varios grupos de trabajo de los que se pretende que salga un texto que refuerce el mensaje de la Declaración Internacional Starlight del año 2007.

En paralelo, se están desarrollando actividades con las que la Isla busca reforzar su posición como territorio destacado a nivel mundial como destino de astroturismo.

La Palma fue la primera Reserva Starlight del mundo certificada por la Iniciativa Starlight de la Unesco, una confirmación de que la Isla está comprometida en la defensa de la calidad del cielo nocturno para facilitar acceso a la luz de las estrellas. Y esta semana, La Palma está siendo epicentro mundial para la protección y conservación del cielo nocturno como un recurso científico, cultural, medioambiental y turístico coincidiendo con la celebración del décimo aniversario de la Declaración Starlight, que fue aprobada en la Conferencia Internacional en Defensa de la Calidad del Cielo Nocturno y el Derecho a Observar las Estrellas el 20 de abril de 2007.

Durante toda la semana se celebrará en la Isla el congreso multidisciplinar internacional Preserving the Skies: 10th Anniversary of the Starlight Declaration. Este congreso netamente científico incluye ponencias y charlas magistrales acerca de la importancia de la conservación del cielo oscuro como un recurso cultural y científico, en beneficio del medio ambiente, de la biodiversidad y de la calidad de vida y como motor de un desarrollo sostenible. Además, se crearán una serie de grupos de trabajo de los que se pretende que salga un texto con el que se pretende reforzar el mensaje de la Declaración Internacional Starlight de 2007.

La Palma lleva una década cuidando del cielo

El congreso científico que arrancó ayer con la conferencia inaugural de ayer fue moderada por Francisco Sánchez, director-fundador del IAC, seguida de diversas de charlas temáticas, grupos de trabajo y mesas redondas en torno a cuatro grandes temas: los cielos oscuros y la cultura; los cielos oscuros y la biodiversidad; las nuevas tecnologías de iluminación; y los cielos oscuros como motores del desarrollo. Mañana, último día del congreso, además de las conclusiones, se crearán varios grupos de trabajo de los que se pretende que salga un texto que refuerce el mensaje de la Declaración Internacional Starlight del año 2007.

En paralelo, se están desarrollando actividades con las que la Isla busca reforzar su posición como territorio destacado a nivel internacional como destino de astroturismo.