Peso equivalente en vino y mermeladas

Entre prueba de 23 kilómetros, competición de 12 kilómetros y caminata, al menos 1.500 atletas tomarán parte activa el domingo día 17 en la décima edición de la Carrera del Vino, según se dio a entender en la presentación de la prueba hecha ayer en bodegas Los Bermejos. La cifra se marca en base a que antes de la cita con los medios ya constaban más de 1.300 inscritos.

Hasta bien avanzada la semana próxima será posible la tramitación de altas para tomar parte en la prueba, que este año tiene como singular novedad la edición de una camiseta especial, con imágenes propias del sector primario lanzaroteño. Para tomar la salida en la cita mayor se debe hacer un abono de 38 euros; un euro más que en la edición de 2017. En el caso de la carrera corta, la inscripción está fijada en 30,5 euros; medio euro más que hace un año. En cuanto a la caminata, el registro por participante requiere de un pago de 24 euros, también medio euro más que en la cita precedente.

Como es norma desde el primer año de celebración de esta singular iniciativa lúdica y deportiva, con apoyo del Consejo Regulador de Vinos de Lanzarote y el Cabildo, así como de Binter Canarias y Naviera Armas, entre otros, los ganadores de la carrera mayor tendrán derecho a percibir en litros de vino su equivalente en peso corporal al pasar la meta. Además, también este año se cuenta con la novedad de que Mermeladas Bernardo’s hará entrega de productos propios a entidades benéficas, en peso igual al calibrado en las básculas por los dos vencedores en categoría absoluta; al ir por separado la competición femenina de la prueba masculina.

Todos los inscritos deberán concentrarse en Uga en la mañana dominical, pasa ser llevados en guaguas lanzaderas a los puntos de partida. Los participantes podrán hacer escala en los puestos de las bodegas que se instalarán por el recorrido. La salida se dará en La Florida en el caso de la prueba mayor, mientras que será cerca del Volcán del Cuervo en las otras dos citas. Por cuarto año la meta quedará en Uga.

La localidad sureña será escenario, además, del encuentro gastronómico del sábado previo y del mismo domingo de la prueba, con presencia de puestos donde se despacharán vinos lanzaroteños y excelencias gastronómicas locales. Se cuenta en este orden con que habrá colaboración de al menos 13 restaurantes y una decena de firmas comerciales relacionadas con la alimentación. Además, está confirmada la presencia de en Uga de al menos una decena de bodegas y de 4 queserías insulares. Para dinamizar la actividad de esta feria gastronómica se han previsto encuentros musicales, con especial protagonismo en este sentido para las formaciones Boulevard y Salvapantallas.

Por otro lado, cabe indicar que por quinto año habrá concurso de fotografía con el evento como argumento central, según se apreció en la presentación en Los Bermejos. Hasta el 10 de julio se admitirán trabajos fotográficos, con un cupo máximo de instantáneas por participante. El autor de la obra que resulte ganadora tendrá derecho a disfrutar de un viaje para dos personas a Funchal o Marraketch; siendo la misma recompensa la que podrá recibir quien firme la foto que quede en segundo lugar. Para el tercer premio se ha previsto un fin de semana para dos personas en el complejo Sands Beach.

Al margen, entre otros todos los corredores inscritos se sorteará un viaje a Cabo Verde.

Como aspecto anecdótico por último, tampoco este año se hará empleo de copas de cristal, estando también descartado el uso de elementos plásticos. A cambio, los corredores y los que asistan al encuentro enogastronómico de Uga dispondrán de copas y bidones de policarbonato.