Pastinaca, contra los fuegos acuáticos en San Ginés

11/12/2018

La petición se abordará en un próximo pleno, como iniciativa popular. El club de actividades subacuáticas insta a aclarar si las exhibiciones pirotécnicas se han hecho con permisos en regla

Los fuegos de cierre de las fiestas de San Ginés, en la noche del 25 de agosto, llevan años desarrollándose con parte de la exhibición en el agua. Ello causa, según el club de actividades subacuáticas Pastinaca, daños en el medio de notable consideración, afectando principalmente a la fauna que habita en la marina. En versión del colectivo que encabeza Félix Viña, que tiene respaldo de la asociación Valonia, encabezada por Rafael Mesa, deben tomarse medidas para que desde 2019 en adelante no se den más exhibiciones pirotécnicas acuáticas en Arrecife.

Hace semanas que se registró una iniciativa popular con intención de que la reclamación sea debatida en un pleno. A priori, el asunto deberá abordarse en alguna sesión a celebrar antes de fin de año, siempre a expensas de que se avise a los firmantes del documento, a bien de que puedan defender su argumentario ante los concejales, para que los ediles sean los que en última instancia decidan si procede.

Además, en el pleno deberá tenerse en cuenta un aspecto añadido, que alude a la necesidad de investigar si las exhibiciones hechas en los últimos años, incluida la del pasado verano, se han hecho con permisos adecuados en regla. Sirva decir que para Pastinaca y Valonia hay dudas sobre los trámites relacionados con la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ministerio para la Transición Ecológica. En este apartado se pedirá en el pleno que « en el caso de que estas explosiones no hayan sido expresamente autorizadas y evaluadas por la administración competente, se depuren las oportunas responsabilidades en el seno de la Corporación municipal».

Para justificar la necesidad de evitar los fuegos en el agua, en el documento presentado en el Ayuntamiento se advierte de que contienen «múltiples elementos químicos combinados para alcanzar la intensidad, velocidad, brillos y colores perseguidos, como el nitrato potásico, carbón, azufre, bario, estroncio, aluminio, y oxidantes como el perclorato de potasio o de amonio». Y con añadido las explosiones causan residuos que afectan a la marina de la capital en fechas posteriores al día de cierre de las fiestas capitalinas.

Hay que tener en cuenta que «rl sonido y las ondas expansivas bajo el agua se expanden con una intensidad, velocidad e impacto casi cinco veces superior en el medio acuático (+/- 1.500 m/sg.) que en el medio aéreo (+/- 330 m/sg.), provocando la muerte o lesiones sobre los organismos vivos que pueblan, en este caso, la marina de Arrecife», se refleja en el escrito de Pastinaca para pedir que no se den fuegos acuáticos. Y se añade que «la baja profundidad del litoral donde se produjeron las explosiones, potencia aún más este impacto al reverberar las ondas sobre el fondo marino y expandirse en distintas direcciones bajo la superficie del agua».