La Mareta, sin impacto turístico

14/01/2018

Han pasado casi 800 días desde que se firmara el acuerdo para que la residencia de La Mareta, en Costa Teguise, fuera espacio habitual de eventos y lugar de alojamiento de personalidades. Sin embargo, aún no consta que haya tenido efectividad la rúbrica, promovida en plena campaña electoral por José Manuel Soria.

El nulo uso del lugar se lamentó en el pasado fin de semana por el concejal de Turismo de Teguise, Antonio Callero, en base a que se cree que el mismo cuenta con enorme potencial. «No se le está sacando partido, cuando podría tener gran provecho», indicó el edil, basándose en que el inmueble ha servido para dar acomodo a ilustres visitantes, como Helmut Kohl, Mijail Gorbachov, Vaclav Havel, José María Aznar o José Luis Rodríguez Zapatero. También para hospedad en varias ocasiones a miembros de la familia real, siendo el lugar el espacio donde pasó sus últimas horas doña María de las Mercedes de Borbón, abuela del rey Felipe VI.

La residencia de La Mareta fue hecha por orden de Hussein de Jordania, que nunca la llegó a estrenar. En 1989 la regaló el monarca asiático a Juan Carlos I, pasando posteriormente al Estado. En una parcela de casi 31.000 metros cuadrados, el edificio principal fue diseñado por Fernando Higueras. Dispone de jardines, canchas y helipuerto; infraestructuras que en este arranque de 2018 ofrecen una imagen con cierto nivel de deterioro.

El acuerdo para usar el lugar como punto para promoción turística se firmó el 2 de diciembre de 2015 entre el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y Patrimonio Nacional, entonces representados por José Manuel Soria y Alfredo Pérez de Armiñán. Pocos días después hubo comicios generales, donde el entonces ministro iba de candidato.

  • 1

    ¿Le parecen suficientes las sanciones que se aplican por contaminar el mar en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados