La deuda viva de los consistorios se recorta a mínimos históricos

15/07/2019

Yaiza y Haría tienen a cero euros el déficit, reconoce el Ministerio de Hacienda

Los siete ayuntamientos lanzaroteños comenzaron este año con una deuda viva (déficit con bancos y similares) de algo menos de 37,4 millones de euros, con importante recorte en relación a los años previos. Sirva decir que el dato al cierre de 2018 concreta una rebaja de casi 20 millones de euros con respecto a la estimación al acabar 2017, según cuentas ofrecidas días atrás por el Ministerio de Hacienda.

Nuevamente es Teguise el ámbito municipal lanzaroteño que mayor deuda soporta y el que más adeuda en función del total de residentes; como ya pasaba en las cuentas precedentes, si bien con la particularidad de que este nivel de endeudamiento decrece y de modo importante. Este municipio, en buena medida lastrado por la mala gestión con respecto a Caleta de Caballo en el pasado siglo con Dimas Martín al frente, ha conseguido variar el rumbo de sus cuentas en los últimos años, con el equipo comandado por Oswaldo Betancort, quedando la deuda viva a inicios de año en algo más de 11,64 millones de euros, con un déficit por vecino de unos 526 euros. De este modo, casi a la mitad de mediada esta misma década.

Los contrapuntos a Teguise son Haría y Yaiza, donde la deuda viva figura a cero euros, según el balance oficial. En el caso norteño se repite en este último balance el registro de los ejercicios precedentes. En cuanto al caso sureño, es novedosa la situación, fruto de la gestión económica seguida por Óscar Noda y sus concejales. Sirva recordar en este ámbito que Yaiza llegó a ser a comienzos de la década de las administraciones locales más endeudas en todo el conjunto de Canarias, en función de sus habitantes, con fechas en que el déficit por vecino llegó a rondar la cota de los 1.000 euros.

Tías y San Bartolomé tienen también deudas de cierta consideración, si bien también en línea de rebaja de los números rojos. En el primer caso, atendiendo al balance del Ministerio de Hacienda, la deuda viva al cierre del pasado año era ligeramente superior a los 9 millones de euros, con un reparto de aproximadamente 454 euros de deuda por vecino contabilizado en este municipio sureño. En cuanto al segundo territorio, la deuda viva al empezar año era de algo más de 8 millones de euros, con un reparto del déficit de unos 437 euros por cada residente censado.

En cuanto a los dos municipios restantes, cabe indicar que Arrecife empezó 2019 con una deuda viva oficial notablemente recortada, situada en poco más de 7,16 millones de euros, con un reparto del déficit de poco menos de 117 euros por habitante; mientras que Tinajo empezó año con un valor global de deuda viva de algo más de 1,42 millones de euros, con una distribución de algo más de 232 euros por vecino.

La deuda viva en total de los siete consistorios en el último balance está a menos de la mitad de la estimación oficial considerada de mediados de la década.