Espino niega en el Senado que financiara ilegalmente al PSOE

12/10/2018

El exlíder socialista y antiguo responsable de los Centros comparece en la Cámara Alta para responder a las dudas del PP sobre contratos a compañeros de partido en la entidad pública

ETIQUETAS:

El exconsejero delegado de la empresa pública de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo (CACT) y exsecretario insular del PSOE, Carlos Espino, compareció ayer en la comisión de investigación de partidos políticos del Senado, para responder a las preguntas del Partido Popular (PP) sobre los contratos realizados durante su etapa al frente de la empresa con miembros o simpatizantes de su partido. El antiguo responsable socialista y denunciante del caso Unión se sometió al interrogatorio que le hizo uno de los senadores por León, Luis Aznar en este caso, el cual le preguntó por el contrato para la renovación de la cocina de Los Jameos del Agua o la contratación de su amigo y exafiliado del partido, Mario Alberto Perdomo, dos contratos que, dio a entender, hacen pensar que Espino utilizó su cargo al frente de la empresa pública y el de dirigente del partido para favorecer a su formación política.

Entre los contratos sobre los que se preguntó a Carlos Espino destaca uno por 224.000 euros, a la empresa de un entonces afiliado a su partido, por el que finalmente se acabaron pagando 377.000 euros; así como otros dos contratos realizados a otras dos sociedades del mismo dueño, sin concurso, sin procedimientos de contratación, ni publicidad, que sirvieron para facturar en conjunto un millón de euros, sin contratos, sin expedientes de contratación y por adjudicaciones directas, entre 2007 y 2009.

Espino negó que se inflaran los costes de dichos contratos (como señalan los informes periciales que obran en sede judicial, que hablan de facturas pagadas por encima de los precios de mercado por electrodomésticos y muebles de cocina); y aseguró que es víctima de una «denuncia política y una venganza personal» por haber sido el denunciante del caso Unión . Y aseguró que los contratos fueron legales, no se inflaron, sino que en un principio, en las ofertas no constaba el IGIC, y después se incorporó. De ahí el sobrecoste.

En el interrogatorio Espino aprovechó para desviarse del asunto y acusar al senador del PP por Lanzarote, Joel Delgado, de ser el instigador de la comparecencia; y reprochó que el propio Delgado se vio envuelto en dicho caso Unión, lo que derivó en una queja del citado, quien señaló que lo dicho era una falsedad. Pidió que constara en acta.

También se preguntó al exdirigente socialista por el contrato a una empresa cárnica vinculada a una alto cargo del Cabildo del PSOE, con afinidad familiar en primera línea; así como por los cuatro contratos, en orden ascendente en cantidad económica, que se encadenaron sin haber caducado los anteriores, a su entonces asesor Mario Alberto Perdomo, quien a su vez escribía y publicaba en prensa artículos laudatorios de la imagen y la labor política de Espino; además de no haber constancia de la entrega de los trabajos por los que fue contratado en los CACT.

  • 1

    ¿Le parecen suficientes las sanciones que se aplican por contaminar el mar en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados