Empieza la reforma del centro de Arrecife con la avenida cerrada

26/06/2018

Se han contemplado medidas para facilitar el acceso a los comercios, tanto en Antonio Porlier y Sopranis, como en Hermanos Zerolo. Llegar al edificio de aparcamientos es posible por La Porra

Este pasado lunes comenzó la obra física de reforma de la neurálgica calle Antonio Porlier y Sopranis de Arrecife, a cargo de la mercantil local Transportes y Excavaciones Tiagua, quedando afectada, en consecuencia el tráfico por el centro de la capital, sin afectar por ahora a Plazuela y Canalejas; y con la avenida ajena al tráfico general. Para permitir que los transeúntes puedan llegar a los comercios de la zona, ayer mismo se instalaron vallas de separación; medida que también se tendrá en cuenta a la hora de ejecutar los cambios en Hermanos Zerolo, también a cargo de la misma constructora, a comenzar en los primeros días de julio, según se comentó por fuentes empresariales.

Para facultar que se siga usando el edificio de aparcamientos de la calle José Molina, se ha previsto que se quede abierto el acceso desde La Porra. Además, se han colocado carteles e indicaciones alrededor del perímetro de la obra central. Y en este orden, se mantiene en enganche del estacionamiento con la calle Manolo Millares (antigua José Antonio).

Las faenas, adjudicadas hace algunas semanas, supondrán una inversión en conjunto de más de 530.000 euros, según estableció hace algunos días atrás el titular cabildicio del Área de Industria y Comercio, Ángel Vázquez, estando previsto que ambas actuaciones puedan estar completadas antes de que acabe el año; con el propósito de que sea incluso antes de diciembre. Estas faenas se encuadran en el plan de dinamización de zonas comerciales abiertas, que ya en su momento sirvieron para la reforma de la avenida, entre 2015 y 2016.

Según ya dijo Vázquez, se quiere «dar continuidad a la zona centro, crear unificación a la vez que belleza y seguridad, creando espacios que inviten a recorrer atractivos de interés en la ciudad, con una solución respetuosa y moderada que atienda también al valor histórico del espacio donde se va a intervenir». Las obras consistirán en la creación de una plataforma única con materiales de diseño, con adoquines, que creará una perspectiva única de calle y espacio.

Se mejorarán también las conexiones entre los edificios de los aparcamientos y la zona comercial de la zona. Además, se ha establecido la eliminación del tendido eléctrico aéreo, en la medida de lo posible.

En el caso particular de Hermanos Zerolo, la actuación se basará en un proyecto de Alejandro Muñoz Luis, que prevé cambios especialmente sensibles en el espacio que confluye entre Francos y Fajardo. Se intervendrá en unos 200 metros de trazado, afectando a una superficie de más de 1.600 metros cuadrados. En el caso de Antonio Porlier y Sopranis, la incidencia en cuanto a la superficie afectada será mucho menor.