El gobierno cabildicio justifica la ayuda para las fiestas capitalinas

13/11/2019

Bergaz, que limita la subvención a 325.000 euros, defiende que el convenio se hizo «con todas las garantías legales»

El salón de plenos del Cabildo acogió a primera hora de este miércoles la sesión monográfica extraordinaria, pedida por la oposición (CC y Unidas Podemos), para analizar la ayuda económica prestada por la primera Corporación al Ayuntamiento de Arrecife, que permitió que se celebraran las fiestas de San Ginés. Tras la sesión, que duró casi hora y media, quedó patente que el asunto va a seguir siendo objeto de polémica, por más que desde el gobierno encabezado por María Dolores Corujo (PSOE) se dijera que no hubo informe negativo. El portavoz de CC, el expresidente Pedro San Ginés, llegó a asegurar que el Cabildo «se limitó a soltar dinero público sin pedir explicaciones».

Por la oposición se había solicitado que en el pleno comparecieran Jacobo Medina (PP), como vicepresidente; de Marcos Bergaz (PSOE), como consejero responsable de Contratación; Alberto Aguiar (PSOE), titular de Cultura; y de Francisco Aparicio (PP), responsable del Consorcio de Seguridad y Emergencias. Y todos ellos tomaron la palabra

Primeramente, Medina dijo que estuvo en el Consejo de Gobierno que aprobó el convenio, pero sin dar detalles del contenido, ni de cómo fue el trámite municipal, por no ser de su competencia. Quedó así sin explicar que desde el Consistorio se llegara a decir en su día que el acuerdo no había tenido registro oficial.

Bergaz, por su lado, puntualizó que el Cabildo ayudó, «con 325.000 euros», matizando que al Consistorio correspondió decidir los espectáculos y sus características. Dio a entender que el convenio firmado cobró forma «con todas las garantías legales y sin un solo informe negativo».

El consejero de Cultura, por su parte, incidió también en que el diseño del programa y la elección de artistas y eventos fue responsabilidad local. Y agradeció Aguiar el esfuerzo de los trabajadores cabildicios para evitar que Arrecife se quedara sin fiestas.

A nivel de gobierno, por último, Aparicio dijo que no corresponde al Cabildo valorar los planes de seguridad de los municipios, salvo si lo piden. Negó irregularidades bajo su competencia.

En réplica, por CC se puso en tela de juicio el modo en que se concretó la ayuda, poniéndose en tela de juicio que fuera un préstamo. Además, se dudó que la cantidad cedida fuera de 325.000 euros, insistiendo en este caso Samuel Martín en saber quién se hará cargo de los gastos de luz y sonido de los espectáculos. También preguntó sobre «los exagerados sobrecostes en algunos de los cachés». Para los nacionalistas, este convenio cabe interpretarlo como «moneda de cambio de María Dolores Corujo y de Ástrid Pérez», alcaldesa.

Por Unidas Podemos, Jorge Peñas cuestionó el modo en que se hicieron las contrataciones, con especial énfasis a las facturas por luz y sonido, por 280.000 euros. Y se pidió aclarar que fuera Carlos Espino, jefe de Gabinete, el firmante del convenio.