El fuego con heridos de Arrecife, premeditado

20/08/2019

Dos sospechosas han ingresado en la cárcel de Tahíche, mientras que otros dos sospechosos pudieron darse a la fuga, no descartándose que ambos se puedan encontrar fuera de Lanzarote

El incendio padecido a mitad de la pasada semana en Arrecife, en el 41 de la calle Blas Cabrera Topham, se cree que fue intencionado, con premeditación, con la participación de al menos cuatro presuntos causantes. Como base se toman declaraciones de vecinos de la zona, así como testimonios de las tres personas que resultaron con lesiones a consecuencia de las llamas. Uno de ellos, en estado crítico a causa de las quemaduras, quien al parecer también sufrió lesiones por arma blanca, tuvo que ser derivado al Hospital de La Paz de Madrid.

Constan al menos dos arrestos, de dos mujeres supuestamente participantes en el incendio, gracias a las pesquisas hechas por la Policía Nacional. Ambas, conocidas en la zona del inmueble abandonado donde se produjo el incendio por sus supuestos vínculos con la venta y consumo de drogas, fueron conducidas a la Comisaría de Arrecife, para posteriormente ser trasladadas ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de la capital lanzaroteña, Jerónimo Alonso, quien ordenó el ingreso de ambas en la cárcel de Tahíche, según ha podido conocer este diario de fuentes del caso.

Además, en función de los testimonios tomados, se tiene por seguro que al menos dos varones también tuvieron que ver con el incendio. Ambos sujetos pudieron darse a la fuga, a pesar de los esfuerzos de los investigadores por dar con su paradero. No se descarta que estos dos sospechosos hayan podido salir de Lanzarote.

Varios vecinos han pasado durante estos últimos días por dependencias judiciales y han prestado también declaración ante la Policía Nacional. En general han coincidido en asegurar que hace tiempo que suelen ser frecuentes las peleas en el interior del 41 de la calle Blas Cabrera Topham, inmueble que se ha convertido en un espacio habitual de personas adictas a las drogas que no cuentan con hogar en Arrecife.

El incendio de la pasada semana obligó a que tuvieran que intervenir los bomberos del Consorcio Insular de Emergencias de Lanzarote. Su actuación fue crucial para permitir la rápida entrada en el inmueble del personal del Servicio de Urgencias Canario (SUC) y de los agentes de la Policía Nacional, permitiéndose así que se pudiera salvar la vida a las tres personas que se encontraban encerradas en el inmueble. Cabe recordar que los tres heridos fueron trasladados en ambulancia al Hospital Doctor José Molina Orosa. Uno de ellos ingresó en estado crítico, a causa de las quemaduras padecidas; mientras que un segundo sufrió lesiones graves, siendo catalogadas como leves las lesiones padecidas por el tercero de los rescatados.

El precinto colocado por la Policía Nacional en la puerta del inmueble ha sido roto.