El Cabildo retoma el expediente BIC del casco histórico de Haría

07/12/2017

El Cabildo prepara la declaración del casco histórico de Haría como Bien de Interés Cultural (BIC), un expediente que inició en 2004 con el enfado de muchos vecinos. Sin embargo, el Ayuntamiento ya aplica de facto la máxima protección con el Plan General y ultima un plan especial de protección.

ETIQUETAS:

El área de Patrimonio del Cabildo lleva algún tiempo comunicando a los vecinos del pueblo de Haría su intención de declarar el casco histórico de la localidad, así como su radio de influencia, como Bien de Interés Cultural (BIC). La iniciativa, que ahora se retoma y que no está sentando muy bien a numerosos residentes y propietarios del municipio norteño, se remonta al año 2004, cuando el Cabildo acordó incoar el expediente, aunque desde entonces había quedado aparcada o parada hasta que este año ha vuelto a retomarse.

El motivo de que el expediente estuviera tanto tiempo sin culminarse es que la primera Corporación no tenía acceso a los datos catastrales de los vecinos que se verán afectados por esta medida proteccionista.

Sin embargo, con motivo de la entrada del municipio de Haría en la Central Tributaria de Lanzarote, el acceso a esos datos ha dejado de ser un impedimento. Por ello, desde hace algunos meses los vecinos y propietarios de inmuebles están siendo notificados para informarles de que se retoma el expediente, para que formulen las correspondientes alegaciones, al tiempo que la pasada semana se llevó a cabo una reunión informativa con todos ellos. Una reunión en la que muchos mostraron su malestar con esta medida.

No obstante, desde el Ayuntamiento de Haría -aunque se hace hincapié en que el expediente de declaración como BIC del casco histórico depende del Cabildo y el Gobierno canario- señalan que su aprobación no supone un cambio sustancial respecto a la protección existente, ya que el actual Plan General de Haría de 2007 recoge ya la misma protección que pretende aprobar el BIC. De hecho, el Ayuntamiento recuerda que cada vez que un vecino pide una licencia de obra en esta zona, el expediente se remite a Patrimonio. Mientras, el Consistorio prepara un plan especial de protección que detallará las especificidades de protección de cada inmueble.